(+video protocolo) El camino es largo pero estamos en viaje: Luego de 184 días, más de 12 mil pampeanos vuelven a las aulas

126
Compartir:

Santa Rosa (2b) – Mañana, 14 de septiembre, será un día que genere atención en el país. La Pampa retoma las clases. Se unirá al grupo de los selectos que dominaron en gran medida la pandemia y por su riguroso pero efectivo control sanitario, se puede dar el lujo de llevar a los chicos a las aulas. Desde el 13 de marzo que los pibes no están en el colegio donde estudian, se forman, y sobre todo, se relacionan. Un lugar tan vital para la vida juvenil y la niñez retorna en la provincia donde el COVID-19 puede pisar fuerte, pero al toque se encaja y estanca en el lugar gracias al accionar de la Dirección de Epidemiología y el Ministerio de Salud.

Hoy se cumplen 6 meses de la última jornada escolar, el 13 de marzo. Desde mañana, habrá un antes y después en la era COVID-19: La Pampa retoma las clases.

12.754 chicos volverán al aula que solían ir y tanto anhelan, y con ellos, 3.850 docentes. Lamentablemente, la medida se adapta a los que más dificultades tuvieron durante la pandemia para concurrir a sus educadores y participar de las clases. De a poco y de manera escalonada, el regreso de todos se dará.

Podemos revisar los antecendentes: 10 provincias había anunciado el regreso a la presencialidad, pero por brotes y descontroles sanitarios, optaron por cancelarlas o posponerlas. El único caso concreto se dio en San Juan, aunque por un brote, tan sólo pasadas dos semanas, se suspendió la medida. La Pampa, tanto corajuda como testaruda, retomará el camino. La diferencia radica en la percepción de la situación y la estrategia adoptada para enfrentarla. En ese sentido, nuestro gobierno tiene bien en claro los pasos que debe dar para contemplar cada día una normalidad más similar a la de antes del 20 de marzo.

El gobernador Sergio Ziliotto fue clarito en la conferencia del jueves: «Si hay que suspender alguna actividad social o deportiva para garantizar el éxito de la educación, lo haremos», entonó el ruso a viva voz al defender el pilar fundamental de la sociedad, el aprendizaje. Con este énfasis y esta mirada, es más que lógico que el retorno se pueda dar. Los tantos los tiene bien plantados el Estado Provincial.

El regreso será tranquilo, escalonado, de a poco y bien consensuado con todos los gremios docentes. Hablamos de una medida que puede marcar un antes y después en el país. «La idea es 3 veces por semana, 3 horas cada día en un ambiente organizado y planificado porque creemos que es necesario que los chicos estén en las aulas», adjuntó Ziliotto en diálogo con CNN y repasó el contexto de los alumnos que vuelven: «Hay chicos, en un marco de inclusión, que tienen que estar en contacto con el colegio y se habían desconectado por completo. Hay un sinnúmero de causas cómo falta de acceso, problemas familiares, etc», explicó.

Nos van a seguir de cerca, porque encaramos con seguridad en lo que será una batalla larga y dura, pero con las herramientas y el personal indicado y capacitado. En caso de que todo salga bien -suplicamos-, La Pampa podrá alardear y fanfarronear de un logro gigante ante Argentina y el mundo.

Ahora bien, retomemos el marco práctico y local del asunto, y repasemos las medidas y precauciones optadas para el regreso a las aulas:

Las medidas son las siguientes:

  • Jornadas máximas de 3 horas y 3 veces a la semana, de manera intercalada, es decir, día por medio.
  • Máximo de 10 personas por aula entre docentes y alumnos.
  • Horarios escalonados para evitar aglomeraciones.
  • Elementos de desinfección en todo espacio cerrado del colegio: baños, aulas, pasillos, y ajeno a la característica que los hacen lugares en común, los patios al aire libre.

No podrán concurrir:

  • Grupos de riesgos.
  • Quienes tengan síntomas compatibles de la enfermedad.
  • Casos positivos.
  • Contactos estrechos y contactos de contactos estrechos.

Desde la escuela Mariano Moreno, informaron a dosbases sobre el protocolo que seguirán. Todo está en el video añadido a continuación:

«Es sumamente valioso el trabajo de todos los delegados y docentes de la provincia. Tratamos de que no se nos escape ningun detalle», dijo una de las protagonista de la formación del protocolo, Carina Peredo, secreataria adjunta de UTELPa y participante de la Comisión Mixta de Salud y Seguridad en el Trabajo (COMISSET).

«Estamos seguro de lo que estamos haciendo», cerró el ruso Ziliotto el jueves, el mensaje que da esperanza a todos los pampeanos, que mañana, enfrentarán un día clave en lo que parece ser el inicio de la post pandemia.

Compartir:

Deja tu comentario