La tarasca fue bien gastada: Por mayoría, la Legislatura aprobó la Cuenta de Inversión del 2019

41
Compartir:

Santa Rosa (2b) – Con 16 votos positivos del bloque del Frejupa y Movimiento Productivo Pampeano, y con el rechazo de los bloques UCR, Propuesta Federal y Comunidad Organizada, se aprobó la Cuenta de Inversión correspondiente al Ejercicio Financiero 2019.

Roberto Robledo argumentó que “la provincia demuestra su solidez financiera en este momento. Con este gobierno a la cabeza, demostró una vez mas que es una provincia ordenada, sin sacrificar el componente que sacrifica la mayoría, el valor humano”.

Luego tomó la palabra Marcos Cuelle. “La previsión de fondos nacionales estuvo por debajo de lo presupuestado en un 1,17%. Sin embargo, los ingresos de jurisdicción provincial estuvieron 11,03% por arriba de lo presupuestado. Esto hace que se obtenga un superávit de $2.736.022.417,57; siendo los contribuyentes quienes hicieron el esfuerzo para producir este superávit a costa de sus propias economías”, desarrolló el diputado radical.

“Por otra parte, del dinero del crédito presupuestario, solo se ejecutó el 94,3% de lo presupuestado. Y con términos técnicos, se dice que hubo ‘economías por no inversión’, que significa que no llegaron a la comunidad todos los servicios que podría haber prestado el Estado”, advirtió Cuelle.

Además, detalló que “quedaron del Fondo Provincial de Vivienda 31 millones y medio aproximadamente y un Depósito a Plazo Fijo por 259 millones de pesos. Además, según el Estado de los Recursos al 31 de diciembre de 2019, ingresaron por la Ley 23966 Fo.Na.Vi. $444.669.177,08 es decir un 93,44% de lo presupuestado, más ‘otros ingresos IPAV’ por $70.895.213,31 que tenían asignado un presupuesto de cero pesos; más $11.723.928,76 del Programa Federal Construcción de viviendas, que también tenían asignado presupuesto cero”.

Para finalizar, dijo que “en nuestro humilde criterio, consideramos que primó un criterio especulativo, que se antepuso a una mejor afectación de los recursos de los contribuyentes, que son ni más ni menos quienes sostienen al Estado”.

Martín Ardohain justificó el voto negativo de Propuesta Federal: “Vemos poco clara la forma de exponer los datos concretos en la cuenta de Inversión. Nunca es posible la comparación con lo originalmente detallado en el presupuesto aprobado en este recinto, en tanto que se muestra como reestructuras importes que nada tienen que ver con las leyes que autorizan la extensión del crédito presupuestario dada por esta Cámara de Diputados”.

“Las reestructuras –siguió- no se informan correctamente en la Cuenta de Inversión, no se exponen como reestructuras propiamente dichas, sino que el Poder Ejecutivo modifica directamente el monto presupuestado originalmente y, bajo el concepto de reestructuras en recursos solo muestra un importe de $627 millones”.

“Luego de la visita de funcionarios del Ministerio de Hacienda no pudieron informar con precisión cuáles fueron los montos ingresados a partir del sistema SIRCREB”, comentó.

Por otro lado, advirtió que “se viene reclamando desde hace varios años al Ejecutivo provincial el poco avance y desarrollo de la Obra Pública pampeana. En las cuentas correspondientes al Ministerio de Obras Públicas, Dirección Provincial de Vialidad e Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda, se observa una sub-ejecución constante de las partidas de Trabajos públicos habilitada a dichos organismos en cada presupuesto aprobado por esta Cámara”.

Por último, señaló que “hay un excedente de casi $ 2.589 millones se encuentra basado en el producido de aplicaciones financieras por lo que técnicamente se denomina ‘ahorro por no inversión’, pero que en este caso se originó a partir de la decisión política del ex gobernador de paralizar o suspender obras para evitar la tan mentada discriminación. Una discriminación que como vemos en esta cuenta de inversión no fue tal, porque los montos comprometidos de origen nacional efectivamente ingresaron, incluso aquellos que fueron producto de acuerdos para cubrir deudas del estado nacional con la provincia que no habían sido generados por la gestión del presidente Macri”, concluyó Ardohain.

Por su parte, Sandra Fonseca expresó que “ha habido una subejecución en el cumplimiento del presupuesto del año anterior. Esto significa que no se dispuso la compra de insumos y otras necesidades para la gestión pública, como en salud, educación y seguridad. No se puede usar al Covid-19, que es utilizado por algunos para eludir responsabilidades”.

También, dijo que “la novedad de 1.750 millones de pesos disponibles desde la hora 0 de esta pandemia, tendrían que haber estado dispuestos para la misma, porque ya se sabía quién había ganado la elección presidencial. Mientras guardaban dinero del erario público sin decírselo a nadie, se producía el inicio de una gravísima crisis de orden humanitaria por la pandemia y por el impedimento de trabajar y producir”, finalizó.

Robledo tomó nuevamente la palabra: “Acá hay un Tribunal de Cuentas que hace controles previos. Hay un gobierno que cuida los intereses de los pampeanos. Además, que haya un superávit recaudatorio significa que hay una ciudadanía que paga los impuestos. Todo lo que sea tasas están votados por la Cámara. No se está saqueando al ciudadano, sino que cada uno cumple con su deber. Nosotros tenemos la suerte de estar tratando esto con los empleados que cobran en tiempo y forma. Es decir, no estamos, dentro de lo que es el contexto nacional, tan mal; en algunos sectores estamos mejor. Tenemos hasta fondos anticíclicos”, manifestó.

Francisco Torroba comentó que “nuestro bloque cuestiona la fotografía, es decir, cuáles fueron las decisiones que se tomaron de acuerdo con los fondos. Por ejemplo, con la subejecución de los recursos destinados a la vivienda. Nuestra provincia no escapa al déficit de vivienda del país. Hay un contrasentido, se crea un programa de vivienda, y por otro lado los recursos para estas viviendas los ponemos en plazo fijo. O necesitamos el programa de viviendas, o ponemos los recursos en los bancos. Quedó una cantidad importante de dinero del IPAV sin ejecutar. No venimos a plantear la duda sobre si hay trampas o corrupción. Pero insistimos con la transparencia. Estamos de acuerdo en la creación de un fondo anticíclico, pero no estamos de acuerdo en el tamaño de ese fondo y no estamos de acuerdo tampoco de dónde se sacaron esos recursos”.

Espartaco Marín también intervino en el debate: “Me llama la atención que el PRO hable de discrecionalidad, cuando su gobierno discriminó a La Pampa. Hablan de falta de trasparencia, y no hace falta mencionar lo que fue en ese sentido el gobierno anterior. Por otro lado, dicen que hay que bajar los impuestos, y no estamos de acuerdo, los que tienen más tienen que pagar más impuestos”, dijo.

Por último, con 27 votos afirmativos y con el rechazo de Comunidad Organizada se aprobó la designación de la abogada Romina Belén Schmidt como Fiscal de Estado. Sandra Fonseca argumentó su voto negativo: “La Fiscal es del Estado, no es del gobierno. De esta manera tiene que tener una independencia, no tiene que depender del grupo político del gobierno de turno. Consideramos que esta persona no está en condiciones de tener la idoneidad necesaria para este cargo”, cerró.

Compartir:

Deja tu comentario