Angustia en La Pampa: «El 50% de los intubados, mueren», dijeron desde el sector privado y aseguraron que no queda recurso humano

23
Compartir:

Santa Rosa (2b) – El reconocido médico Eduardo Meneguzzi, presidente de la Fundación Faerac, indicó que la situación sanitaria está al limite. «Estamos viendo gente morir sin tener posibilidad de hacer algo», aseguró. Además, expresó que hay «una circulación excesiva del virus» y que «el 50% de las personas que se intuban, mueren».

El médico Eduardo Meneguzzi lanzó una dura advertencia a la sociedad en medio de la delicada situación que atraviesa La Pampa por la pandemia de Covid-19. «Nos estamos quedando sin recursos», afirmó y sentenció: «Con esta progresión que llevamos, no nos va a alcanzar más nada».

En esa línea, afirmó que se encuentra «en una situación de terrible angustia porque estamos viendo morir a la gente sin tener posibilidad de hacer algo». El escenario es tan complejo que «nos está faltando todo, comenzando por el recurso humano que es fundamental. Sin ellos, no podemos solucionar el problema por más camas y respiradores que tengamos».

Meneguzzi advirtió que ante la «impresionante cantidad de casos» que hay en La Pampa «no está faltando todo. Por más oxígeno y camas que podamos llegar a disponer, los recursos humanos son finitos».

«Podemos comprar todos los respiradores y las camas del mundo, pero no nos va a alcanzar el recurso humano, ya no tenemos más. El oxígeno ya no está alcanzando en el país, realmente ver morir a la gente en estas condiciones es terriblemente doloroso. Con el oxígeno por ahora estamos al límite, pero de continuar esta situación no va a existir oxígeno que alcance», enfatizó.

Para el médico, el problema es que «el virus está circulando de una forma excesiva», produciendo «mucha internación y letalidad». Por estos motivos, insistió en que «el tema no pasa por ahí por tener más camas, las camas y los respiradores se pueden comprar, pero la gente se va a morir igual porque no tenemos más recurso humano y eso no lo podemos comprar».

«En la medida que nosotros circulamos, circula el virus», explicó y señaló : «Hoy, lamentablemente, el 50% de la gente que intubas se muere». Esto se debe tanto a la letalidad del virus como a las secuelas que deja en los pacientes, entre las que se encuentra el «deterioro por falta de defensas y lesiones pulmonares». A esto se le suman «las bacterias que son comunes y que terminan matando al paciente».

«La situación es grave, me desespera ver que no está en mis manos ni en ninguna de las de mis colegas las posibilidades de poder salvar una vida. Es durísimo, la gente se muere», aseveró.

«No hay forma y nos estamos quedando sin recursos, y no es un problema de plata. La cantidad de casos es tan importante, que va a superar cualquier expectativa. Ya no tenemos quién lo atienda. Nosotros tenemos 50 camas que las podemos transformar en unidades de Terapia Intensiva, pero quién los atiende», añadió.

Finalmente, el doctor remarcó que «es un llamado de alerta roja. Si no deja de circular el virus, nosotros con esta progresión que llevamos, no nos va a alcanzar más nada».

Compartir:

Deja tu comentario