En estado crítico: El policía intoxicado con un licuado está en coma y su salud desmejoró en las últimas horas

100
Compartir:

Santa Rosa (2b) – El estado de salud del efectivo policial que se descompuso tras tomar un licuado se agravó y pasó a ser «critico», según el entorno del hombre. Ahora, el policía se encuentra «sedado, en coma».

Este miércoles, el policía  se encuentra con «asistencia respiratoria mecánica, porque ingresa al hospital ya lo hace con un edema pulmonar, entonces llega intubado». Sus allegados también señalaron que está «sedado, en coma» y que había presentado taquicardia pero en las últimas horas ese problema desapareció. Por otro lado, explicaron que está siendo alimentado por sonda con muy poca cantidad debido a que «no funcionan bien sus órganos» producto de la intoxicación que habría sufrido.

El hecho investigado ocurrió en la noche del domingo, alrededor de las 20.40 y en un primer momento intervino personal de la Seccional Quinta de Toay. El efectivo fue a trabajar a la sede de Seguridad Rural y en un momento «consume un preparado (un licuado) que llevó desde su casa». Al sentirle «gusto feo, tira la otra parte al suelo».

El can de la dependencia consumió lo que estaba en el piso, a los pocos minutos comenzó a brotarle espuma de la boca y falleció. Luego, el muchacho «se descompensa y le menciona a sus compañeros que le faltaba el aire».

Sus compañeros decidieron subirlo a una camioneta particular y trasladarlo al hospital Segundo Taladriz de Toay. Allí recibió atención inmediata, pero «como era tan grave su cuadro lo terminan trasladando de urgencia al hospital Lucio Molas» por posible intoxicación, donde quedó internado en Terapia Intensiva.

Compartir:

Deja tu comentario