Está muy mal de la chaveta: Juzgan en Pico a un hombre que intentó matar a su ex mujer y a su nueva pareja

63
Compartir:

General Pico (2b Norte) – Se desarrollará este martes la segunda audiencia en el juicio contra Edgardo Javier Baigorria, de 39 años, quien está acusado de atacar a la ex pareja y a quien era su compañero. La causa esta caratulada como «homicidio agravado en grado de tentativa y homicidio en grado de tentativa en concurso ideal; amenazas simples y daño simple», en perjuicio de tres damnificados diferentes.

El juicio se desarrollará hasta el viernes 24 del corriente, en el Edificio Judicial de General Pico. Participará un tribunal de juicio unipersonal a cargo del juez de audiencia Federico Pellegrino, la fiscal de la Agencia Especializada de Delitos que Impliquen Violencia Familiar y de Género Ivana Hernández y la fiscal especializada en Delitos contra la Propiedad, Soledad Fort y el defensor particular Jerónimo Altamirano.

En sus alegatos de inicio, a Baigorria se lo acusó ayer de tres hechos diferentes. El primero ocurrió en la madrugada del 11 de septiembre de 2020, cuando Javier Baigorria envió mensajes vía telefónica a su ex pareja, diciendo «que la iba a matar cuando llegara a Pico», (ya que su profesión es camionero). Posteriormente, a las 10:30 hs, se presentó en el inmueble de la mujer, comenzó a golpear la ventana trasera del inmueble, diciendo: «… si no estás conmigo no sos para nadie, te voy a romper la cabeza…».

Valeria Diaz – la damnificada- al escuchar la amenaza llamó a la policía. Luego se dirigió a la puerta de ingreso de la vivienda, y mientras la pateaba, gritaba que le abriera la puerta, Díaz le abrió y nuevamente le dijo: «… Si no estás conmigo no estás con nadie …».

En ese instante llegó personal policial por tal motivo se retiró del lugar. A los pocos minutos nuevamente envió mensajes de texto diciendo que si no se arreglaba la relación le iba a prender fuego la casa.

El otro hecho ocurrió durante la madrugada del 14 de septiembre cuando Javier Baigorria prendió fuego, en forma intencional, un automotor propiedad de un amigo de la damnificada. El auto estaba estacionado en el sector de cochera del inmueble del damnificado.

El tercer hecho ocurrió el 31 de octubre de 2020, cuando Javier Baigorria se presentó en el domicilio de su ex pareja, ingresó a la vivienda y, mientras Díaz estaba durmiendo en su dormitorio junto a quien en ese momento era su pareja Flavio Fernández Inda, abrió la puerta desde afuera con un cuchillo (ya que solo posee picaporte desde adentro) abalanzándose sobre ellos con una cuchilla blanca en sus manos, mientras decía: «los voy a matar a los dos…pero primero a vos…», tomando a Valeria Diaz del brazo derecho, hasta sacarla de la cama tirándola contra el ropero; en ese momento comenzó a forcejear con Fernández Inda quien resultó lesionado en su oreja.

Los cuatro hijos de Díaz se despertaron y fueron al pasillo observando la situación, uno de ellos, de 5 años de edad, tenía el celular de la mujer en sus manos, quien gateó hasta donde estaba su hijo para agarrar el teléfono y llamar a la policía sin lograrlo, ya que Baigorria se lo quitó y lo guardó en el bolsillo de su campera, manifestando: «a quién vas a llamar vos?…y «que la iba a matar…que se arruinaba la vida él pero que a ella la mataba….». Luego de esto, Baigorria le dio una trompada en la cara y en varias partes a la damnificada, para luego forcejear nuevamente con Fernández Inda, quien logró sacar a Baigorria quien siguió diciendo: «yo sé que me voy a ir preso porque la cagué pero a vos te voy a matar.» En el marco de este forcejeo recibió varios golpes de puño y lesiones tanto la damnificada Díaz como el damnificado Fernández Inda.

Con dichas conductas, el imputado incumplió el arresto domiciliario que le fuera impuesto por el Juez de Control Diego Ambrogetti en relación al hecho ocurrido el 11 de septiembre y que debía cumplir por el lapso de 90 días corridos. Ese día, Baigorria fue detenido por personal policial por haber violado la restricción de acercamiento.

En sus alegatos de inicio, la fiscalía lo acusó de «homicidio agravado en grado de tentativa y homicidio en grado de tentativa en concurso ideal, amenazas simples y daño simple».

Por su parte el defensor Altamirano manifestó que la acusación del legajo principal no es apta para ser calificada como «tentativa de homicidio agravado por el vínculo» y que se estaría a las pruebas aportadas en el debate para demostrarlo.

Finalizados los alegatos, el magistrado otorgó al imputado la posibilidad de que declare, quien manifestó su versión de los hechos ante el juez.

Durante la primera jornada declararon la damnificada Diaz de manera presencial- la misma solicitó declarar sin la presencia el imputado en la sala- ; el damnificado Fernández Inda quien testificó vía zoom ya que se encontraba fuera de la provincia; la hija de la damnificada de 16 años, mediante reproducción de Cámara Gesell,; cuatro policías que participaron en diversos procedimientos; la médica que atendió a los dos damnificados en el hospital y dos testigos civiles que participaron de las diferentes actuaciones llevadas a cabo en la etapa investigativa – allanamientos en el domicilio de Baigorria y en otro domicilio -.

El juicio continuará mañana con el testimonio de 8 testigos.

 

Compartir:

Deja tu comentario