No hubo acuerdo entre JxC y el FdT: La Ley de alquileres se definirá en el recinto

25
Compartir:

Buenos Aires (2b) -En un plenario de comisiones, el Frente de Todos firmó un dictamen propio que mantiene en núcleo de la norma sin cambios. Juntos por el Cambio busca reducir la extensión de los contratos y cambiar la forma de actualización.

No hubo acuerdo entre el oficialismo y la oposición en torno a la reforma de la Ley de Alquileres y cada uno firmó este jueves su propio dictamen en comisión. El Frente de Todos mantiene el núcleo de la norma sin cambios y apuesta a crear incentivos para aumentar la oferta de propiedades en alquiler. Juntos por el Cambio busca reducir la extensión de los contratos y cambiar la forma de actualización. Se definirá en el recinto.

La ley de alquileres, sancionada en 2020, estableció un mínimo de 3 años para los contratos de locación y fijó un indicador anual de ajuste de valores a partir de un promedio de la inflación y los salarios, algo que inmobiliarias y propietarios consideran que provocaron la caída de la oferta y el fuerte aumento de los alquileres, pero que es defendida por asociaciones de inquilinos.

El Frente de Todos celebró que la norma no se haya derogado y que, en cambio, se esté modificando. José Luis Gioja, uno de los diputados oficialistas que presentó un proyecto de reforma, sostuvo que el contrato de tres años y la actualización anual por inflación y salarios es un “derecho adquirido”.

“No podemos volver atrás con derechos adquiridos. La ley sirve, no se ha aplicado, apliquémosla”, afirmó.

Por su parte, el diputado de Evolución Radical (JxC), Martín Tetaz, sostuvo que “cuando nosotros le ponemos a la ley un plazo, como el plazo de 3 años vigente, esencialmente lo que estamos haciendo es sacar del mercado a las partes que quieren una duración menor del contrato”

“La evidencia científica dice que la duración de los contratos se reduce con la incertidumbre. En la Argentita hay más incertidumbre, la tendencia es buscar contratos más cortos. Lo que hizo la regulación fue poner un contrato más largo y el resultado fue que toda la gente que no quería un contrato largo se retirara del mercado”, agregó.

Con los dictámenes firmados, en la sesión en el recinto (que todavía no fue convocada) primero se debatiría el de mayoría, del oficialismo. De no conseguir aprobación, se seguiría con los dictámenes de minoría, planteados por la oposición.

En otras palabras, se sancionará finalmente el proyecto que consiga al menos 129 votos. El Frente de Todos cuenta con 118 diputados propios. Juntos por el Cambio tiene 116. El interbloque federal, que este miércoles también firmó a través de Graciela Camaño un dictamen de minoría que también contempla reducción de los plazos del contrato de alquiler, cuenta con 8 legisladores en la Cámara Baja.

Compartir:

Deja tu comentario