Denunciador por redes sociales: Abogado condenado por estafa apuntó contra el fiscal general de Pico

23
Compartir:

General Pico (2b Norte) – Un abogado condenado por una estafa millonaria cometida contra varias personas, anticipó en redes sociales que denunciará judicialmente al fiscal general de Pico, Armando Agüero, a quien acusa de incurrir en diversos delitos en el marco de la investigación y de no devolver 2,6 millones de pesos, que eran parte de la suma para resarcir a los estafados.  Se trata de Eduardo Mandrini, un conocido letrado de 72 años oriundo de la zona de Quemú, que vivió mucho tiempo en General Pico y desde hace años se radicó en Capital Federal.

Mandrini, quien permaneció detenido con prisión preventiva por varios días y luego, representado por el abogado Norberto Paesani y con la intervención de la jueza de Control Jimena Cardoso, reconoció haber cometido las estafas y firmó un acuerdo de juicio abreviado en el que se comprometía a devolver el dinero a cambio de una pena leve, ahora, casi ocho meses después, acusa al fiscal de una serie de delitos contra su persona y de haberse quedado con más de 2 millones de pesos.

El caso fue conocido como “las estafas de GAEC”, la SRL que desde 1999 pertenecía a Mandrini y otro socio, pero en el 2020 la cedió a otros imputados en la causa, quienes firmaban cheques que luego aparecían rechazados.  Durante fines de 2020 varios meses del 2021 compraron hacienda que trasladaban a dos campos, uno de Mandrini en San Luis y otro de José Maidana en el norte pampeano, para sacarla días más tarde a frigorífico.  Pero también estafaron a vendedores de combustibles, insumos para maquinarias agrícolas y hasta trabajadores que realizaron mejoras en los campos.

El abogado de 72 años fue condenado en octubre de 2021 a seis meses de prisión en suspenso por “estafas reiteradas”, junto a José Alejandro Maidana (50), Alejandro Habakón (49), Osvaldo Ezequiel Ponce (37), Ismael Dada (34 años) y Luis Carlos Damián Dada (40).  Aunque se cree que lo ocurrido en La Pampa es solo una parte de la historia, ya que en ese momento se indicó que las maniobras fraudulentas se habrían extendido a otras provincias por cerca de 200 millones de pesos.

De estafador a víctima

«Soy Eduardo Mandrini y vengo a hacer este video especialmente dirigido a la persona que por lejos más daño me hizo en mi vida. Un daño programado, deliberado, intencionado y siniestro. Esa persona es Armando Agüero», indicó Mandrini en uno de los dos videos que publicó en Facebook.

Y tiró luego en tono de misterio «vos, Armando Agüero, usaste gran parte del 2021 en armar una causa para perseguirme a mí y vos sabés bien a quién más; con la única finalidad de hacernos daño y sacarnos plata».

En esa línea, indicó que el fiscal general durante la investigación del caso incurrió en los siguientes delitos:  «abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público, amenazas, extorsión, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica de documento público, prevaricato y apropiación indebida».

El abogado dijo que denunciaría penalmente al fiscal general y le recomendó “andá buscando buenos abogados, que los vas a necesitar en la provincia de Buenos Aires, Capital Federal, en Whashington y alguno también en La Pampa».

En el segundo video Mandrini afirmó que, bajo amenazas, Agüero obligó a su socio Maidana a presentarse en los Tribunales de Pico con “bolsos y mochilas” que contenían 24 millones de pesos, para resarcir a las víctimas y lograr ser excarcelados con el acuerdo de juicio abreviado.

Según el abogado, el fiscal general le había prometido a Maidana que le pondría personal policial para acompañarlo hasta el banco, donde ese dinero debía ser depositado en una cuenta judicial.  Pero, en el mismo video, Mandrini relata los policías no aparecieron y el dinero fue contado por horas en oficinas de Tribunales, entre personal de judicial y uno de los procesados en la causa (Alejandro Hábakon).  El procedimiento culminó ya entrada la tarde, cuando cobraron los 10 damnificados en la causa.

Mandrini aseguró luego en el video que “de los 24 millones de pesos, los productores se llevaron 21.398.496 pesos, o sea que sobraron 2.601.504 pesos”.  Y ratificó que “ese dinero quedó en la Fiscalía, a Maidana nunca se lo devolvieron”.  Y remarcó “transformar una Fiscalía judicial en una cueva financiera es delito”.

Según consta en la sentencia condenatoria, de la suma de los importes involucrados en las 10 estafas surge un total de 24.630.393 millones de pesos. Aunque uno de los damnificados se supone que no cobró en efectivo, porque la Brigada de Investigación recuperó más de 1 millón en combustible adquirido con cheques sin fondo, más algunos tambores de aceite.

El fiscal general por ahora prefirió no responder a las acusaciones, mientras que tampoco habría sido notificado de ninguna presentación judicial por parte de Mandrini.

Compartir:

Deja tu comentario