Crimen de Fernando Báez Sosa: el veredicto se conocerá el 6 de febrero

111
Compartilo:

Buenos Aires (2b) Por el asesinato del joven de 18 años asesinado a golpes el 18 de enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell, están imputados ocho rugbiers de Zárate para quienes tanto la fiscalía como la querella solicitaron penas de prisión perpetua.

El Tribunal Oral en los Criminal 1 (TOC 1) de Dolores que llevó adelante el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa confirmó que dará a conocer su veredicto el lunes 6 de febrero.

María Claudia Castro, presidenta del TOC 1 de Dolores, confirmó esta tarde, tras las «ultimas palabras» de los acusados, que ese día a las 13 se conocerá la sentencia.

Así se llegará al final del proceso judicial que tiene como imputados a Máximo Thomsen (23), Blas Cinalli (21), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Ciro (22), Lucas (23 )y Luciano Pertossi (21) y Ayrton Viollaz (23).

Tras mantener un pétreo silencio casi todo a lo largo del juicio, que sólo interrumpieron en contadas ocasiones y de manera muy breve, los acusados pronunciaron esta tarde sus últimas palabras y todos lo hicieron en el mismo sentido: pedir disculpas a la familia de la víctima y asegurar que jamás tuvieron intención de matar a nadie ni que existió un plan criminal tal como intentaron probar durante el juicio la fiscalía y la querella.

Todos los imputados se pusieron de pie y pronunciaron un breve discurso luego de que la presidenta del TOC 1, María Claudia Castro, le consultara a cada uno de ellos si iban a hacer uso de la palabra.

Por su parte, el fiscal Juan Manuel Dávila, uno de los encargados de impulsar la acusación contra los ocho rugbiers aseguró hoy, al término de los alegatos de las partes, que «la prueba derribó el principio de inocencia» que postuló la defensa.

Dávila dijo esta tarde a la prensa que de «modo alguno» el pedido de disculpas de los acusados durante sus «últimas palabras» va a modificar el fallo del tribunal ya que «los jueces van a resolver en base a la prueba, y la prueba derribó el principio de inocencia de la defensa».

También destacó que gracias a los medios de comunicación se acercaron testigos, algo que, según su experiencia, no suele ocurrir en casos que se producen en la costa durante el verano, y que «en cuarenta y ocho horas se recolectó toda la prueba».

Por su parte, Gustavo García, el otro fiscal de juicio, aseguró que «no hay una violación del principio de congruencia», tal como planteó el abogado defensor Hugo Tomei, dado que «se trata de un mismo hecho histórico» y que «solo hubo un cambio en la descripción» del mismo.

Previo a la exposición de Tomei, Dávila consideró que la jornada de ayer, en la que se llevaron a cabo los alegatos de la acusación y la querella, tuvo un «balance muy positivo».

«El fiscal (Gustavo) García habló de todo lo que es la descripción del hecho y yo hablé de los autores de los hechos, que es la autoría. Ya conocíamos la prueba que a la postre íbamos a demostrar. Se acreditó lo que hizo cada uno de los imputados con la certeza que se requiere. Las dos partes mantuvimos esta calificación legal, que la única pena que amerita es la prisión perpetua», aseguró.

 

Compartilo:

Deja tu comentario