La Iglesia en el banquillo: Comienza el juicio al cura Padilla por abuso sexual en Intendente Alvear

337
Compartilo:

General Pico (2b Norte) – Comienza este martes en los Tribunales de Pico el juicio oral contra el cura José Miguel Padilla, quien fuera denunciado en 2015 por abusar sexualmente de uno joven de 19 años en el colegio católico de Intendente Alvear.

María José Gianinetto será la única jueza a cargo del debate, donde el acusado contará con la representación del abogado Jorge Salamone, mientras que el defensor oficial Guillermo Costantino participará como querellante en representación de la víctima.  La Fiscalía estará representada por Andreina Montes y Luciano Rebecchi.

Está previsto que el debate se lleve a cabo durante 6 jornadas – desde hoy hasta el 9 de mayo-, en la Sala 1 del Edificio Judicial de la ciudad de General Pico. Luego la magistrada tiene 10 días hábiles para dictar su sentencia.

Por la defensa del imputado interviene el abogado particular Jorge Salamone y la letrada Florencia Boglietti. Como parte querellante, en representación de la víctima, lo hacen los defensores oficiales Guillermo Costantino y Mauro Fernández.

En el transcurso de las 6 jornadas de juicio está previsto que declaren 29 testigos. Las audiencias serán a puertas cerradas, ya que se debate un delito contra la integridad sexual.

El caso Padilla generó en 2019 un gran impacto en La Pampa a partir de una nueva denuncia de abusos eclesiásticos, y en particular en la localidad norteña de Intendente Alvear, donde el cura franciscano había sido muy bien recibido por un grupo de familias de alto poder adquisitivo, que también le festejaban los mensajes políticos donde calificaba de “víbora” a la ex presidenta Cristina Kirchner, en pleno debate por la ley del aborto.

Vicente Suárez Wollert es el denunciante, que señaló a Padilla como el responsable de abusos sexuales mientras comenzaba con su carrera para convertirse en cura.  Los hechos ocurrieron en el año 2015 en La Fraternidad de Belén de Intendente Alvear, pero el muchacho se retiró del lugar luego de los episodios y recién en el 2019, luego de tomar contacto con la Red de Sobrevivientes de Abusos Eclesiásticos de Argentina y asumir lo sucedido como abusos sexuales, decidió presentarse en los Tribunales de General Pico.

La presentación ante Fiscalía dio lugar allanamientos en el colegio católico alvearense y tiempo después a una nueva denuncia, que no se investigó en paralelo porque los hechos ocurrieron en otro tiempo y tampoco llegó a debate.  Tras pasar por el edificio judicial piquense y negarse a declarar, Padilla se fue a la provincia de San Luis.

El cura franciscano ha sido un personaje controvertido que generó escándalos en varios de los sitios donde estuvo.  Se formó en San Luis con el obispo Juan Rodolfo Laise, quien fuera señalado como delator de las confesiones de sus fieles ante los militares.

En 1987 fue capellán del Ejército y estuvo involucrado en el alzamiento de militares carapintadas.  Fue echado de Tres Arroyos por su “perfil educativo excesivamente represivo”, mientras que en la localidad pampeana de Jacinto Arauz también armó un revuelo al despedir a curas que no coincidían con sus ideas y métodos.

Ante el escándalo en el sur pampeano, el ex obispo Brédice la marcó el camino hacia el norte, para recaer en La Fraternidad de Belén de Intendente Alvear, donde un grupo de familias lo recibieron con brazos abiertos y lo felicitaban por sus encendidos discursos políticos antidemocráticos.

 

Compartilo:

Deja tu comentario