Cambios importantes: Diputados aprobaron reformas a los créditos UVA y eliminaron la Fe de Vida

169
Compartilo:

Buenos Aires (2b) – La Cámara de Diputados aprobó y giró en revisión al Senado un proyecto de ley que promueve atender la situación de los tomadores de créditos hipotecarios UVA. Por otro lado, se eliminó el trámite de «Fe de Vida» para jubilados, pensionados y titulares de pensiones no contributivas

Este miércoles la Cámara de Diputados de la Nación aprobó una normativa que beneficia a usuarios que accedieron al crédito UVA.  La iniciativa que obtuvo el visto bueno plantea que la cuota a abonar no debe superar el 30% de los ingresos de los deudores y además, se suspenderán por un año los desalojos. Al mismo tiempo, buscan modificar el sistema de actualización de créditos definido durante el gobierno de Mauricio Macri donde se establecía que la inflación es parámetro de ajuste de las cuotas.

Por otro lado, se eliminó el trámite de «Fe de Vida» para jubilados, pensionados y titulares de pensiones no contributivas. Se trata de la certificación de supervivencia ante ANSES que permitía percibir los haberes mensuales sin interrupciones. El requisito había quedado sin efecto durante el 2020 y el 2021 por la pandemia del Covid-19; aunque el organismo lo reestableció a partir de marzo del 2022. La única modificación en aquel momento tuvo que ver con que las entidades bancarias comenzaron a ofrecer alternativas digitales para simplificar el trámite.

Con respecto a los créditos UVA, el proyecto establece la suspensión por un año de los juicios de desalojo, lanzamientos, embargos o cualquier tipo de medidas preventivas o cautelares en trámite sobre aquellas viviendas adquiridas a través de dichos créditos. Y al mismo tiempo, al momento de ejercer la opción, la cuota deberá ser menor al 30% de los ingresos. Quienes estén alcanzados por el impuesto a las Ganancias podrán deducir anualmente hasta tres salarios mínimos; los deudores podrán vender su propiedad y el crédito existente. Si el deudor se encuentra en cese laboral, el Fondo Fidunciario de Compensación y Promoción Hipotecario (FFCPH) -creado para completar la diferencia, con el aporte de diferentes impuestos- se hará cargo de hasta tres cuotas.

La iniciativa fue aprobada con 134 votos que fueron aportados por el Frente de Todos (FdT), Interbloque Federal y Provincias y la UCR; mientras que fue rechazado por 40 diputados del PRO, libertarios y de la Izquierda. Los 18 restantes se abstuvieron y pertenecen a Interbloque Federal y diputados de la UCR, Evolución Radical y la Coalición Cívica.

Con respecto al dictamen, la presidenta de la Comisión de Finanzas, Alicia Aparicio, dio más detalles: «El valor de la cuota a pagar por el deudor será determinado en función de la actualización mensual del saldo de capital por el índice actualizable por remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (IAR) determinado en la presente ley, u otra variante que se establezca en función de la remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (RIPTE)». Y sumó: «La diferencia contemporánea entre la cuota pagada por el deudor y la que debiera percibir la entidad financiera según las condiciones originales del crédito dará lugar a una compensación monetaria que será cubierta por el Fondo Fiduciario de Compensación y Promoción Hipotecario (FFCPH)».

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller aseguró que «los créditos UVA se hubiesen otorgado con la fórmula que hoy estamos aprobando no tendríamos el problema que existe» y dijo que «esto no resuelve pero lo morigera y una expectativa positivo hacia adelante». Mientras que la diputada del FdT, Paula Penacca, agregó: «Estamos aquí intentando resolver un gran problema que nuestra gestión no generó, que se creó en el 2016 cuando el macrismo decidió romper el acceso a la vivienda que se implementaba desde el 2012 que fue el Procrear».

En contraparte, el diputado Martín Tetaz rechazó el proyecto: «El UVA es un muy buen mecanismo para permitir la existencia de créditos de largo plazo en países de alta inflación, por eso el planteo nuestro fue no crear un problema donde no donde no existe. La preocupación es que cuidemos mucho el sistema de créditos UVA, pero podemos trabajar para mejorarlo». Y añadió: «Si nosotros rompemos el mecanismo UVA ahora, lo que vamos a hacer es condicionar el futuro de millones de familias argentinas, que tienen la única herramienta de acceso a la vivienda como lo es el crédito hipotecario».

Por otro lado, el diputado Ricardo López Murphy marcó: «Los créditos UVA no funcionan en el país, no por la inflación, sino porque el nivel de vida en la Argentina está bajando, fomentando así actividades que nos empobrecen e informalizando el mercado de trabajo». Mientras que el libertario José Luis Espert sostuvo: «Sería más cristalino de cara a la sociedad asignar una partida presupuestaria que diga: ‘Vamos a subsidiar por este monto con los pagadores de impuestos’, para que los préstamos UVA tengan menos problemas de irregularidad».

«Ya se hace impagable para los trabajadores y este gobierno no resolvió absolutamente nada de este problema que afecta a más de 100 mil familias. Claramente los bancos están haciendo un enorme negocio, esta ley no va resolver y vamos a seguir en la pelea», completó Nicolás del Caño.

Compartilo:

Deja tu comentario