(Imágenes sensibles): decapitaron y faenaron el caballo de una niña de Toay para consumirlo

109
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – Un caballo que solía ser el compañero fiel de una joven fue hallado brutalmente faenado y decapitado en las cercanías de la localidad vecina de Toay. El hecho, que ha generado indignación y consternación en la zona, dejó perplejos a los vecinos.

Según relató Hugo Vilchez, tío de la joven de 15 años propietaria del equino, el suceso tuvo lugar durante la noche en la zona de quintas ubicadas sobre la 13 de Caballería oeste de Toay. El cadáver mutilado del animal fue descubierto cerca de la Ruta Provincial 9, pasando los hornos de ladrillos del área. «Encontraron la cabeza y parte del esqueleto porque le sacaron toda la pupa, toda la carne», lamentó Vilchez al ser entrevistado por El Diario.

El caballo, conocido por su mansedumbre y su papel en desfiles gauchos, era mucho más que una simple mascota para la adolescente. «El caballito era un cable a tierra para mi sobrina porque estaba pasando una situación mala y el caballito la sacó un poco de eso», expresó el tío.

La Patrulla Rural tomó intervención en el caso, pero las lluvias recientes dificultaron la recolección de pistas en el lugar del crimen. «Estuvo la policía en el lugar, pero la lluvia había tapado todos los rastros», destacó Vilchez.

La tristeza y el desconcierto se hicieron aún más evidentes cuando se descubrió que el animal desapareció del lugar donde solía residir. «El lunes, cuando yo fui a la quinta de mis suegros, el animal ya no estaba y había una tranquera abierta… justo cuando nos enteramos que el animal estaba muerto, mi sobrina lo andaba buscando por las afueras de Toay. Fue una situación muy triste, no sabíamos cómo explicarle», agregó el tío.

El brutal acto ha generado una ola de solidaridad en la comunidad, que exige justicia para el caballo y apoyo para la familia afectada por esta terrible tragedia. Las autoridades locales han prometido llevar a cabo una exhaustiva investigación para dar con los responsables de este cruel acto.

Compartilo:

Deja tu comentario