Agarrate que nos venimos, Mendoza: A pesar de las heladas, la producción vitivinícola de La Pampa crece mientras se reduce en el resto del país

33
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – La provincia de La Pampa, una de las cinco que conforman la región de la Patagonia en Argentina, continúa consolidándose como un actor importante en la vitivinicultura nacional, a pesar de los desafíos climáticos recientes. El informe realizado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura en 2023 revela tanto el crecimiento significativo en superficie cultivada como los retos enfrentados en la producción debido a eventos climáticos adversos.

Crecimiento sostenido en superficie cultivada

En 2023, La Pampa registró un total de 321,7 hectáreas de viñedos, lo que representa el 8,6% de la superficie cultivada en la Patagonia y el 0,16% del total nacional. Este crecimiento es notable si se considera que en el año 2000 la provincia contaba con solo 8 hectáreas dedicadas a la viticultura. Desde el último censo vitícola realizado en 2010, La Pampa ha experimentado un aumento del 52,3% en su superficie cultivada, contrastando con una disminución del 5,9% a nivel nacional.

Impacto de las heladas en la producción

A pesar del crecimiento en superficie, la producción de uva sufrió una caída significativa en 2023. La producción total fue de 8.309 quintales, lo que representa una disminución del 63,8% en comparación con 2022. Esta reducción se atribuye a una helada severa ocurrida el 1 de noviembre de 2022, que afectó gravemente los viñedos de la región.

Liderazgo en mecanización

Un aspecto destacado de la vitivinicultura en La Pampa es su alto grado de mecanización. En 2023, el 91,4% de la cosecha se realizó de manera mecanizada, superando significativamente el promedio de la región patagónica (67,3%) y el nacional (22,1%). Este liderazgo en mecanización refleja un enfoque innovador y eficiente en la producción vitivinícola de la provincia.

Producción y comercialización de vino

La elaboración de vino en La Pampa también se vio afectada por las heladas, con una producción total de 1.191 hectolitros en 2023, lo que supone una reducción del 80,7% respecto al año anterior. La mayor parte de la producción se concentra en los departamentos de Puelén y Curacó. En cuanto a la comercialización, la provincia vendió 1.550 hectolitros de vino, con una pequeña participación en los mercados interno (1.545 hl) y externo (4,7 hl).

Perspectivas futuras

A pesar de los desafíos recientes, La Pampa sigue mostrando un potencial significativo en el sector vitivinícola. La expansión de la superficie cultivada y el alto grado de mecanización posicionan a la provincia como una región emergente en la producción de vinos en Argentina. Sin embargo, la necesidad de estrategias para mitigar los impactos climáticos se vuelve cada vez más evidente para asegurar la sostenibilidad y el crecimiento continuo de esta industria.

Compartilo:

Deja tu comentario