Peluche declaró como Ted: Diputadas del PRO denunciaron por amenazas al secretario general de Luz y Fuerza, Julio Acosta

33
Compartilo:

Santa rosa (2b) – Este viernes, las diputadas María Laura Trapaglia y Celeste Rivas (foto principal)  presentaron una denuncia contra el Secretario de Luz y Fuerza, Julio Acosta. En su presentación, que se habría realizado en la Seccional Primera y en Macachín respectivamente, las legisladoras del PRO acusaron contra el dirigente por presuntas amenazas a su persona, así como también a colegas de la Legislatura pampeana. A esta denuncia, se sumará la de la diputada piquense, Noelia Viara, que la hará efectiva entre este sábado y el lunes próximo.

Acosta planteó en conferencia de prensa que los gremialistas podrían escrachar a los legisladores provinciales que voten contra el proyecto del Aporte Solidario en la Cámara de Diputados.

“No es la primera vez que me toca vivir una situación así. Cuando era Coordinadora Provincial de Agricultura Familiar durante la gestión de Mauricio Macri (2015-2019) fui amenazada, fue amenazada mi hija, me chocaron el auto, me escracharon; y los gremios invadieron y tomaron la oficina. En aquél momento, temía por mi hija, no quería que camine sola por la calle porque no sabía lo que le podía pasar. Son los mismos de siempre. Se trata de personajes siniestros que actúan de la única forma que lo saben hacer: apretando y generando miedo a quienes pensamos distinto”, subrayó la diputada Trapaglia.

Y agregó: “en esta nueva oportunidad, y sumado a aquél antecedente, se suma el mal momento que vivimos hace pocas semanas en la Cámara de Diputados de la Provincia, cuando el diputado mandato cumplido, Roberto Robledo, se presentó en una Sesión amenazando a los diputados de la oposición. No nos tenemos que olvidar que una situación similar vivió el intendente de 25 de Mayo, Leonardo Monsalve, que tuvo un suspicaz percance con su auto.”

Trapaglia contó que en la primera amenaza vivida durante el gobierno macrista ella no reaccionó mediante la denuncia pertinente y que por eso muchos colegas la habían criticado oportunamente. Al respecto, enfatizó: “no podemos dejar pasar estos episodios, que inclusive muchas veces no tienen cobertura mediática. Por eso, esta vez, voy a denunciar este hecho de violencia y amenaza innecesaria”.

Con respecto al desencadenante de las amenazas, que fue la posición que tomaron las diputadas con respecto al supuesto fondo solidario impulsado por el oficialismo, la diputada de PRO -destacó: “lo que nosotros estamos rechazando es un impuestazo a todos los pampeanos y pampeanas que se ven afectados. Estamos diciendo que no es un fondo solidario, porque en ese caso significaría un aporte voluntario y no lo es. Esto es un impuesto de cualquier forma que se lo mire. El gobierno está acostumbrado a no llamar las cosas por su nombre. Todos los elementos indican que esto es un impuesto”.

Trapaglia aprovechó la ocasión para cargar con contundencia contra el gremio: “el sindicato debería defender a sus afiliados, a los empleados públicos. Y la realidad es que hacen todo lo contrario. No los respetan, porque decidieron de forma unilateral y sin informales levantar el paro y esperar 15 días para continuar con el reclamo. ¿De qué representación nos están hablando? Los reclamos no son para todos los empleados, son para unos pocos. Y cuando logran algún beneficio, como ser, nuevos puestos de trabajo, los beneficiados son siempre los mismos: familiares y amigos”.

Por su parte, Celeste Rivas enfatizó: “no vamos a permitir más atropellos violentos. Hace un mes y medio otro dirigente gremial nos amedrentó también en una sesión. No podemos permitir que la violencia le gane a las instituciones. Estas prácticas de patoterismo no nos van a doblegar. Tal vez esta gente que hace 40 años está atornillada en los sindicatos ya debería dar un paso al costado o bien cambiar sus metodologías, porque es evidente que la ciudadanía les dice basta.”

Y añadió que “nos amenaza con irnos a buscar porque somos los responsables del hambre. No señores, los responsables del hambre son la mafia sindical y sus gobernantes kirchneristas que dejaron el tendal”.

Ambas diputadas aclararon que su denuncia está a disposición de toda la ciudadanía y dejando un mensaje a la política: “la gente está cansada y ese rechazo quedó reflejado en los comicios del año pasado y en la conformación de la Legislatura de La Pampa. Como oposición debemos ejercer el control de oportunidad, de mérito y competencia. El control político. Debemos cuidar nuestra democracia que tanto nos costó alcanzar. Este tipo de hechos son peligrosos, lentos y graduales. No podemos hacer la vista gorda”.

Compartilo:

Deja tu comentario