Quieren «biyuya»: La Municipalidad busca convertir deudores en buenos contribuyentes; dicen que casi el 80% empieza a pagar

814
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La Municipalidad de Santa Rosa presentó un proyecto, a través de una ordenanza fiscal, para condonar en un 20% por año la deuda por tasas municipales para aquellos vecinos que no superen los 24 mil pesos de ingresos por núcleo familiar. Eso sí, los deudores tienen que comenzar a pagar regularmente y mantener el ritmo por 5 años para mantener el beneficio, con esto se busca «convertir» en buenos contribuyentes a deudores: la experiencia marca que el 78% lo consigue. A la vez, los beneficiarios de tarjetas alimentarias serán eximidos del pago de tasas.

Si se te mezclaron los tantos, para eso está dosbases. La Municipalidad de Santa Rosa decidió perdonar del pago de impuestos municipales a los vecinos de bajos recursos, precisamente quienes poseen la tarjeta Pilquén. Pero aquellos que quieran un perdón en la tasas, tendrán que mantener el ritmo de pago durante 5 años, período durante el cual se aplicará una quita del 20 por ciento de la deuda anterior a la decisión de sumarse a la moratoria. Eso, a grandes rasgos, especifica la nueva ordenanza fiscal en la que trabaja la comuna, y que oficializa programas o procedimientos ya utilizados durante la gestión de Francisco Torroba.

Esto se trató hoy en la comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuentas que preside la concejal del Fregen, Claudia Giorgis, a la que asistió el Subdirector de Rentas de la Municipalidad de Santa Rosa, Mario Gustavo Berón.

El funcionario brindó detalles sobre la tarea que llevan adelante para la regularización de deudas por tasa municipales y las posibilidades de condonaciones que ya existen, pero a partir de ahora quedarían establecidas de manera permanente más allá de los períodos de moratoria.

“El municipio de esta manera recupera un contribuyente, aumenta su coparticipación y deja de perder dinero en juicios que no se van a poder cobrar nunca porque está dirigido a quienes no pueden pagar no a quienes no quieren hacerlo”, resumió Berón. Eso por un lado.

Por otro lado, prevé el perdón para aquellas personas que reciben la tarjeta alimentaria para poder comer: «Es ilógico darles esa ayuda por una parte y por otra exigirles que paguen tasas”, apuntaron los participantes.

Los concejales analizaron conjuntamente la iniciativa del Departamento Ejecutivo que solicita se incluya un nuevo artículo en la Ordenanza Fiscal vigente. De ser incluido de manera permanente en la ordenanza fiscal, brindará la posibilidad de su aplicación de manera permanente más allá de los períodos de moratoria. La iniciativa podría ser aprobada este jueves durante la sesión ordinaria.

El beneficio de moratoria incluiría a “aquellos contribuyentes cuyo ingreso familiar conviviente no supere el doble del total de la remuneración fijada para la categoría 16 del escalafón municipal», es decir 24 mil pesos.

Este programa, que ahora se busca establecer por ordenanza, data de la gestión de Torroba, y nació con la idea de «transformar vecinos que no cumplen en buenos contribuyentes», explicó el concejal Marcos Cuelles a 2b.

«Estas medidas hacen que los vecinos comiencen a cumplir con sus obligaciones y así mejorar a largo plazo la recaudación de la comuna. Es una estrategia que igualmente tiene una serie de plazos para continuar, porque debe mantenerse el pago en el tiempo», agregó.

Según explicó, se advirtió que «un 78 por ciento de los vecinos se convierten en buenos contribuyentes a partir de estos programas».

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario