Unidos o licuados: Marín cree que sin la unidad, incluyendo a Cristina, el peronismo no sale adelante

2113
Compartir:

Santa Rosa (2b)- Si hay alguien que vio todas las películas, es Rubén Marín. Y entonces, mientras vemos el mercurio burbujear en este marco de crisis política y económica que atraviesa la Argentina, la visión del veterano dirigente peronista se hace insoslayable. El ex gobernador, que también empieza a jugar un rol clave en medio de este caos, sigue con atención la alianza de gobernadores que, de a poco, empieza a sumar componentes gremiales y de otras vertientes peronistas: «El único camino es la unidad, hay un corte generacional en el peronismo. Noto mucho odio, pero aún así hay que apostar a la unidad», dijo, dejando en claro además que dentro de ese acuerdo tiene que estar la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Marín dejó en claro en contacto con dosbases que su principal preocupación es el peronismo y las alternativas en las que trabaje para destrabar la crisis y llegar sin fisuras, o con las menos posibles, a los comicios del año que viene. El ex cuatro veces gobernador, de hecho, por estas horas es hombre de consulta desde distintos sectores partidarios. Incluso, la semana que viene viajará a Buenos Aires en el marco de una semana clave, cuando los gobernadores combativos, encabezados por el pampeano Carlos Verna y el formoseño Gildo Insfrán, amplíen los encuentros que ya iniciaron esta semana, incluso con dirigentes de peso como Sergio Massa, el líder del Frente Renovador, y el senador nacional Miguel Pichetto.

«La situación es extremadamente dura. El panorama en el país es crítico y el peronismo debe ir de una vez por todas por un objetivo en común», señaló Marín, quien además evaluó que «el peronismo está atravesado ahora por un corte generacional, dado que ingresó mucha gente durante el kirchnerismo y proveniente desde distintos sectores, y esos sectores a veces nos miran raro a los viejos».

«Noto el odio entre sectores y me duele, pero confío que en estas reuniones que impulsan los gobernadores puedan encaminar la solución. Son ellos los que tienen el poder territorial, y cuando digo unidad digo todos y digo hasta Cristina, porque si no avanzamos ahora en soluciones el partido puede disolverse», subrayó.

«No quiero un peronismo reducido a las provincias y sin proyección nacional», dijo Marín, un dirigente clave en la historia política reciente del peronismo en la provincia y la Argentina.

Los gobernadores peronistas tienen previsto volver a reunirse en Buenos Aires el martes que viene. Se prevé que irán más mandatarios y también legisladores.

«Macri fracasó. Fracasó en el control de la inflación, en la unión de los argentinos, en la reducción de la pobreza, en el control de la macroeconomía. La semana próxima, gobernadores y legisladores nacionales vamos a profundizar el análisis para proponer soluciones», avisó Verna tras el encuentro llevado a cabo en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde eestuvieron también Juan Manzur (Tucumán), Mario Arcioni (Chubut), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero); además de los vices de Chaco y Tierra del Fuego.

 

Compartir:

Deja tu comentario