En 9 meses se elige gobernador: La salida de Verna, ya es una revolución en el PJ pero también en Cambiemos

1616
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La conmoción por la decisión del gobernador Carlos Verna de bajarse de la pelea electoral forzado por la grave enfermedad que padece revolucionó al PJ, que ahora debe «improvisar» un candidato que pueda estar, nada menos, que a la altura del caudal político y electoral de Verna. Es que la fija se cayó, pero igual Verna y el presidente del PJ, Rubén Marín, inician un diálogo estratégico para pelear en 2019. Claro, pero faltan sólo 9 meses, porque el desdoblamiento llevará a los pampeanos en junio a las urnas. Igual, mientras todos andan preocupados por el PJ, en Cambiemos -más allá del impacto por la dura situación de su rival político- parecieron despabilarse y ahora sí, empezarían a conversar en una potencial alianza ante este escenario, inmejorable desde el aspecto político.

«Yo voy a defender al candidato del peronismo, yo no tengo candidato. Sería inteligente que hubiese uno, no voy a trabajar para un candidato de la interna, voy a trabajar para el candidato del PJ en el proceso general”, dijo Verna ayer en Casa de Gobierno, mientras el periodismo -aún atónito- escuchaba la grave situación personal del gobernador, afectado por un cáncer de próstata que hizo metástasis en sus huesos.

El tapado que nadie ve…

En ese marco, Verna anunció que se reunirá con Marín para abordar el tema. El medio especializado La política on line tiró fruta en su edición de ayer y redundó sobre los nombres «obvios» que abre este panorama, al analizar la impactante noticia de Verna.

El desafío es claro, y es la unidad. Con Verna estaba el triunfo casi en el bolsillo para el PJ, pero esta situación, sumada al desdoblamiento de los comicios, abre un panorama incierto y de negociaciones contrarreloj.

Lo cierto es que hay varias líneas dentro del PJ pampeano y multiplicidad de nombres: Por el vernismo suenan el senador nacional Daniel Lovera y el ministro Martín Borthiry para Casa de Gobierno, sin olvidarse del diputado nacional Sergio Ziliotto. El riñón vernista lo completan el ministro de Gobierno Daniel Bensusán y la ministra Fernanda Alonso, pero con menos chances.

Por el lado de Marín, aparecen el vicegobernador Mariano Fernández y la senadora Norma Durango. Espartaco Marín, el más chico del clan, está muy verde todavía para la hazaña.

Del lado de Compromiso Peronista aparece el intendente de Toay Ariel Rojas, y el NEP impulsará al diputado provincial y dirigente de la UOCRA, Roberto Robledo… Ah, ¡No te dijimos el tapado! Y bueno, en esta cuestión de buscar un candidato del consenso, las acciones de un diputado nacional del PJ subieron y mucho: Sí, Ariel Rauchemberger es hoy, en este momento, uno de los mejores posicionados.

Cambiemos es volvamos…

La bomba que tiró Verna movilizó a Cambiemos. El radical Juan Carlos Marino y el macrista Carlos Mac Allister, se pronunciaron rápidamente solidarizándose con el mandatario, pero río subterráneo opositor empezó a ganar caudal con el paso de las horas.

Y es que ya, por la tarde, empezaron a sonar los teléfonos cruzados entre los dirigentes del PRO y los radicales. La Mesa estaba, está al día de hoy, fuera de servicio, aunque este panorama ya despertó «arengas» para hacer un último intento. «Ganarle al peronismo es ahora o nunca», confesó un dirigente del PRO a dosbases.

 

Compartilo:

Deja tu comentario