Que nos una el espanto: Los radicales no se quieren licuar gratis y Marino está a punto de bajarse

1581
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La foto del viernes no fue casualidad. Después de tirotearse, casi ni dirigirse la palabra, en la UCR entendieron que Carlos Javier Mac Allister viene tomando ventajas en busca del objetivo, y hasta mostrando su teléfono celular para dejar en claro que es el candidato de Mauricio Macri en La Pampa. Por eso los tres radicales que venían en puja sorprendieron y aparecieron cual formación de fútbol previa a la batalla para mostrar que hay acercamiento y están dejando atrás los desaguisados. Así Daniel Kroneberger, Juan Carlos Marino y Francisco Torroba mostraron que, de a poco, pueden empezar a limar asperezas y poner al radicalismo por delante. La cosa en Cambiemos, entre radicales y el PRO, no anda bien en ningún lado, y La Pampa no es la excepción.

Los radicales siguen sin atendernos el teléfono. Parece que cierto escozor provoca dosbases y hasta alguna animosidad de parte de altos dirigentes. No nos pueden ni ver, para andar sin vueltas. Pero decí que los propios de ellos tampoco se quieren mucho, y menos en estas circunstancias, y por eso están en contacto permanente con nuestra hormiguita intrusa, que casi se nos desmaya con la novedad: el senador nacional Juan Carlos Marino estaría con un pie y medio afuera de la carrera electoral para la gobernación. Ahora sólo restaría un potencial acuerdo entre Kroneberger y Torroba.

Arranquemos por atrás, por estos dos últimos así te resumimos la cosa: Torroba es quien aparece arriba en los sondeos para gobernador y muy bien posicionado para intendente de la capital, pero dicen que no piensa en volver a conducir los destinos de Santa Rosa, porque lo motivaría un desafío mayor. Kroneberger, que no viene mal, está decidido como nunca y ya avisó que no baja su candidatura bajo ningún punto de vista.

El tercero es Marino, que este año tuvo un coqueteo fuerte con el presidente Mauricio Macri, que hasta lo recibió cuando logró la aprobación de la histórica Ley Justina y, más cerca en el tiempo, buscó el cobijo radical y se reunió con Ricardo Alfonsín, hijo del groso Don Raúl y dirigente de peso del radicalismo. El propio Marino declaró hace poco más de un mes, a guisa de las idas y vueltas con la Mesa de Cambiemos, que el candidato debería ser «el que mida más». A buen entendedor…

Además no necesitamos preguntar para deducir que la contundente muestra de unidad que mostraron los tres dirigentes el viernes en General Pico con esa foto fue, más allá de un mensajito para Mac Allister, que al menos ya están hablando entre ellos. En rigor, Kroneberger y Torroba ya tuvieron un par de encuentros y cercanos en el tiempo, más precisamente cuando el ex diputado e intendente de Santa Rosa anunció que tenías ganas de ser gobernador. Lo está pensando, es cierto, y los números dan.

Bueno, como te decimos una cosa te decimos la otra. La realidad es que todas estas especulaciones quedarán definidas en poco tiempo, precisamente el 27 de octubre en la Convención Radical, donde habrá algunos chisporroteos pero, ponele la firma, los radicales no querrán ceder su poder territorial en manos de un candidato del PRO. Después intentarán desmentirnos, comos siempre, y con el tiempo verás que acá está la verdad, como siempre también.

Compartilo:

Deja tu comentario