Acá sí, harina de otro costal: Ziliotto destacó el presente de la industria molinera de La Pampa, que «preserva trabajos y avanza a pesar de la crisis en que nos sumió Nación»

144

Santa Rosa (2b)- El diputado nacional y candidato a gobernador por el FreJuPa, Sergio Ziliotto, resaltó la necesidad de “potenciar la industria molinera” a través del fortalecimiento de las cuatro plantas que operan en La Pampa, las cuales abastecen al 75% del mercado interno. Durante una visita al tradicional molino Alarcia de Macachín, valoró la capacidad de generar empleo directo e indirecto del sector y destacó “el espíritu innovador” de sus propietarios que “avanzan en busca de nuevos negocios y a pesar del mal momento económico en el que nos sumió el gobierno nacional mantienen intactas las fuentes laborales”.

Ziliotto visitó el lunes Macachín, donde se interiorizó de la situación de la industria molinera provincial. Allí destacó que “Casa Alarcia es uno de los íconos de la industria harinera pampeana”, al tiempo que destacó que se trata de un típico ejemplo del “tesón de aquellos viejos pobladores de la provincia que soñaron con un futuro mejor, emprendieron y hoy son sus hijos, nietos y bisnietos quienes sostienen la empresa”.

Casa Alarcia nació en el año 1935 como un depósito de combustible de Yacimientos Petrolíferos Fiscales ubicado en la intersección estratégica de las rutas 1 y 18.  Con el correr de los años incorporó servicios para los productores de la zona y fue así que crearon un centro de acopio de cereales y un molino, donde además de producirse harinas en sus distintas variedades, hoy se elaboran balanceados y concentrados para ganado bovino y porcino.

“Aquí vemos  una gran diversificación de la producción,  gente que sigue apostando a la industrialización  y que tiene el apoyo del gobierno provincial” expresó Ziliotto, quien además confió que durante el diálogo con uno de los titulares de la firma volvió a ratificar lo que se ha transformado en una constante de los últimos años: “los momentos son muy duros para el sector, pero no se puede dejar de resaltar el espíritu pujante del empresariado pampeano que avanza en la búsqueda de nuevos negocios y de esta forma preservan las fuentes laborales”.

Ponderó que la industria harinera total de La Pampa, compuesta por cuatro plantas, cuenta con “una capacidad de industrialización de 730 toneladas por día, es decir más de 150 mil toneladas al año, lo que permite que la demanda de harinas en La Pampa sea abastecida en un 75 % por los moninos locales y solo el 25 % restante ingrese de otras provincias”. En este sentido señaló que “analizaremos cuales son las formas posibles para potenciar esta industria, de modo que no solo puedan incrementar su producción, sino que se avance un paso más en el camino de poner valor agregado a la materia prima, porque sabemos que eso se traduce en mayor movimiento económico y, claramente, en más puestos de trabajo”.

 

Compartir:

Deja tu comentario