El lado B de las heridas radicales: Marino seguirá como senador pero perdería el cargo de vicepresidente, suenan 3 mujeres para reemplazarlo

231

Buenos Aires y Santa Rosa (2b)- En el día en el que radicalismo pampeano adoptó una contundente medida bajando la candidatura del diputado Fernando Perelló tras la repercusión mediática que alcanzó una denuncia en su contra por violación, ocurrida en 1984, ahora llegaron novedades desde otro de los frentes que tuvo que atender el partido en el tramo final de 2018, como lo fue la denuncia por abuso contra el senador nacional Juan Carlos Marino. En ese sentido, y mientras el abogado del pampeano reconoció que la causa se encuentra virtualmente paralizada desde el fin de la feria judicial, todo indica que la semana venidera se ordenarán las pericias que determinarán, finalmente, si realmente existieron los mensajes que denunció Claudia Guebel, Mientras tanto, de cara al inicio del año lectivo, la continuidad en el Senado del pampeano está garantizada, aunque la UCR con sus socios del PRO trabajan en la definición de una posible reemplazante de Marino en la vicepresidencia primera del cuerpo: Se barajan tres nombres.

La situación fue revelada este viernes, a dos semanas de concretarse en el Senado la renovación de autoridades, que tiene como única duda la continuidad de Marino en la grilla de conducción del cuerpo. La denuncia contra Marino estalló en los medios de todo el país en diciembre, poco después de que el propio senador decidiera bajar su precandidatura a gobernador. Una empleada del Congreso, Claudia Guebel, lo denunció por acoso: dijo que la manoseó y envió mensajes. La justicia federal, que interviene en la investigación, la semana venidera podría dictaminar la continuidad de la causa o, virtualmente, la extinción.

Desde el Senado hay unanimidad entre los bloques en garantizar la continuidad de Marino como senador, señalan fuentes citadas por el diario La Nación.  Incluso, señala el matutino, si bien no hubo efusivas manifestaciones de respaldo, de alguna manera el Senado le dio su apoyo a Marino.

Sin embargo, la ratificación de Marino en su cargo de conducción de la Cámara alta es un tema que por estas horas se debate intensamente.  “Ya no estaría en juego la voluntad del pueblo de La Pampa, sino un cargo político cuya pérdida no variaría en nada la integridad del cuerpo. Más aún cuando el sitial puede ser ocupado por alguien del mismo partido”, sostienen.

Por esa razón, desde el bloque Cambiemos aseguran que la reemplazante de Marino está entre la tucumana Silvia Elías de Pérez, la riojana Inés Brizuela o la jujeña Silvia Giacoppo. Claro, todo esto está supeditado a que, antes de la definición, la justicia se expida en favor de Marino. Allí sí, sostienen, retendría su cargo.

Claudio Calabressi, abogado del senador, aseguró que recién la semana próxima podría haber novedades en la causa. Una de las medidas de prueba que se espera es el peritaje del teléfono celular de Guebel para corroborar si, tal como denunció, el senador la acosaba con mensajes de contenido sexual.

El expediente está en manos del juez Ariel Lijo y del fiscal Federico Delgado, quienes desde la reapertura del año judicial no ordenaron medidas.

Compartir:

Deja tu comentario