Alfonsín, con 2b: «Hay que hacerse cargo. No nos pegan al PRO porque sí, pero en La Pampa no se dejaron imponer candidatos ni fórmulas»

400

Buenos Aires (2b)- El referente de la UCR nacional y ex diputado, Ricardo Alfonsín, fue de los primeros dirigentes en poner bajo la lupa la alianza del centenario partido con el PRO, que hoy navega en un océano de incertidumbres. En diálogo exclusivo con dosbases, el hijo del mítico ex presidente dejó en claro que el radicalismo debe dejar atrás Cambiemos pero no su vocación de sumar nuevas fuerzas: «Llegó la hora de construir un nuevo frente, empezar de cero con nuevos actores y no hablo de ampliar el acuerdo con el PRO», dejó en claro.  Respecto a la situación en La Pampa, prefirió no profundizar enterado del ida y vuelta de acusaciones entre el Frejupa y los correligionarios de la provincia, aunque concluyó: «El radicalismo tiene que hacerse cargo de esa confusión; más allá de que haya o no especulación política de los rivales, no nos pegan porque sí, pero en La Pampa hubo una firme convicción de no avalar las decisiones e imposiciones del PRO», señaló.

Por estas horas Alfonsín está en el centro de la escena política. No es candidato ni mucho menos. Simplemente es quien plantea un nuevo paradigma que pueda devolver al partido a la senda socialdemócrata, como solía definir al radicalismo su padre.  Pero esto es dosbases, y en el amplio paseo que le dimos por diversos temas, no quisimos dejar de lado la cuestión pampeana, y lo que se viene: «Yo quiero mucho a los chicos y espero con ilusión que les vaya bien tanto a Daniel (Kroneberger), como a Francisco (Torroba) y Leandro (el intendente Altolaguire). Tienen un desafío importante y han demostrado la fuerza del radicalismo para poner condiciones sobre la mesa, se plantaron cuando tenían que hacerlo y así Daniel se llevó un triunfo tremendo en la interna», señaló.

Pero, ya lejos del plano doméstico, Alfonsín analizó que la UCR debe buscar un camino propio acompañado con otras fuerzas que piensan distinto, pero más afines a lo que resultó el PRO con el radicalismo: «Yo creo que el criterio que debe guiar la decisión del partido debe ser pensando en lo mejor para el país. No debemos excluir a nadie y a la vez sumar nuevos actores como el socialismo y el GEN, además de sectores del peronismo».

De cara a la Convención Nacional, sostuvo que «sin dudas creo que el diálogo fundamental debe apuntar a lograr un acuerdo de gobierno para ofrecerlo a la sociedad, una propuesta concreta que arranque desde 2019 hacia adelante». En ese marco, y a diferencia de otro histórico dirigente radical que ya charló con 2b como Federico Storani, Alfonsín fue más «piadoso» con la figura del presidente del partido, el gobernador mendocino Alfredo Cornejo: «En los dos últimos años hizo mucho por la UCR. Te digo más, durante la anterior gestión, ya con el PRO en el gobierno, podríamos haber cerrado el radicalismo que nadie se daba cuenta. Cornejo fue de los primeros en cuestionar el programa de gobierno y los errores que se venían sucediendo».

«No soy ingenuo. Entiendo que si vamos por un nuevo frente el PRO no lo aceptaría, pero esa posición del gobierno ahora será distinta sobre todo de cara a la sociedad. Cambiaron muchas cosas, objetivamente hablando, como indicadores económicos que demuestran que acaso el único argumento que había, que era mejorar con respecto a Cristina, no ha pasado», dijo Alfonsín de manera contundente.

Los dos pasados en juego… Cristina y Mauricio

Enseguida, Alfonsín insistió en el concepto: «Cristina perdió porque no mejoraba la economía, no hay que darle vueltas. La sociedad reclama otras cosas y está viendo que la propuesta de Cambiemos ya no es la misma. El PRO va a tener que aceptar esta situación tanto como nosotros, hay que saber entender que los argentinos no quieren volver al 2015, pero tampoco van a querer seguir en este 2019, es decir no quieren más de lo mismo y ninguno de los dos pasados, sino un acuerdo programático mirando al futuro.»

«No hay que seguir repitiendo estas recetas, el radicalismo tiene que hacerse cargo de esa confusión que generó: no nos pegan porque sí, por eso me acuerdo del caso La Pampa y que por suerte mostraron allá un camino distinto, ese de no avalar las decisiones del PRO», concluyó.

Compartir:

Deja tu comentario