2b, cortito y al pie: La elección en datos de la provincia que todos miraron y que sólo alcanza el 0,80 del padrón nacional

261

Santa Rosa (por Luciano Gaich para 2b)- La elección del domingo, además de haber posicionado por un día a La Pampa en el panorama mediático nacional, sirve anecdóticamente por ser el noveno revés del oficialismo (Cambiemos) a nivel nacional. Hubo 282.055 personas habilitadas para votar, es decir que este número representa alrededor del 0,85% del padrón nacional.

Sufragaron 216.468. La Pampa es la cuarta provincia con menos votantes, por lo que después de Tierra del Fuego, Santa Cruz y La Rioja, nuestra provincia es la que menor incidencia tiene en la tómbola argentina.

Para gobernador hubo 214.018 votos válidos repartidos de la siguiente manera:

Lista 502 (Frejupa): 106.851

Lista 501 (Cambiemos): 64.579

Lista 94 (Comunidad Organizada): 14.566

Votos en Blanco: 11.100

Lista 54 (Pueblo Nuevo): 7.023

Lista 85 (Partido Socialista): 3.791

Lista 503 (Frente Popular Pampeano): 2.838

Lista 115 (Desde el Pie): 1.755

Lista 118 (Movimiento Socialista de los Trabajadores): 1.515

Como se verá, quienes no eligieron ninguna opción (votos en blanco) constituyen la cuarta fuerza. Sacando este ítem, Cambiemos y Frejupa, el resto suma el minúsculo 8,039% de los votos emitidos.

Hilando más fino y analizando estos números, puede saberse que:

-La polaridad política en La Pampa es total.

-Las “nuevas” propuestas, no cuajaron.

-La tercera y quinta fuerzas políticas (Comunidad Organizada y Pueblo Nuevo), aún si se juntaran, quedarían muy lejos de disputar algo, menos apenas el 15%.

-Fuera del peronismo, estas mismas corrientes, no traccionan en cantidad; aunque CC juntó dos diputados.

-Las izquierdas (moderadas o más radicales) recabaron apenas un puñado de votos.

-Si bien casi todas las fuerzas hicieron bandera en campaña con el Feminismo, solo una fuerza propuso a una mujer como candidata a gobernadora. Gladys Flores (Desde el Pie).

-El antiguo progresismo pampeano se licuó entre los partidos tradicionales y los “chicos”, prácticamente desapareciendo como opción “pura”.

 

Compartir:

Deja tu comentario