Chorearon en el Molas y ofrecían por Facebook: Dos ladrones «tecnológicos», entre ellos un lavacoches, condenados por robos

675
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- Condenaron dos jóvenes a seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por robar un monitor del Hospital Lucio Molas y notebook y celulares de una casa. Se trata de Matías Leonel Vegas, albanil de 21 años, y Victor Sotelo, un lavacoches de 19, actualmente condenados por la justicia pampeana, a los que se les unificó con otras penas por hechos delictivos anteriores. La sentencia fue dictada por la Juez de control santaroseña, Maria Florencia Maza, a partir de un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal Facundo Bon Dergham, la defensora oficial Paula Arrigone y los propios imputados. Además, se pidió la  rápida detención del albanil

Uno de los hechos ocurrió el pasado 19 de junio a la noche. Los acusados tenían en su poder un monitor led de PC –“con pleno conocimiento de su origen espúreo”, dice el fallo–, que fuera denunciado como sustraído del área del Servicio de Auditoría Médica del hospital Lucio Molas. La jueza Maza dijo que los imputados sabían que dicho objeto era hurtado porque la policía advirtió en la red social Facebook que “los usuarios identificados como ‘Vittito Sootelo’ y ‘Mattias Vegas’ ofrecían en venta un monitor que coincidía con el denunciado como sustraído, motivo por el cual entablaron una conversación a través de Messenger, acordando reunirse con ellos en un domicilio”, añade la sentencia.

Así fue que los vieron llegar en un taxi, junto a un menor que fue desvinculado por la fiscalía, y cuando los policías se acercaron a preguntarles qué hacían, “se supieron nerviosos sin dar ninguna explicación”. Dentro del vehículo estaba el monitor que faltaba en el nosocomio.

En el otro legajo se constató que el 14 de julio, a la mañana, Sotelo ingresó por una ventana a una vivienda de la calle Carmona, en Santa Rosa, y sin ejercer violencia ni fuerza, se apoderó de dos celulares y una notebook; dándose a la fuga cuando el hijo del propietario advirtió su presencia. El damnificado  pudo describir la vestimenta y las características físicas del acusado. Por tanto, cuando la policía fue a su domicilio, Sotelo había cambiado de ropas, aunque le secuestraron la gorra que tenía puesta y en la mochila de su hermana hallaron objetos sustraídos en la casa.

Por último, Vegas recibió los seis meses por ser autor del delito de encubrimiento por receptación dolosa. Como tenía otra condenada del 20 de noviembre del año pasado a tres años en suspenso, se le revocó la condicionalidad de la pena y se le unificaron las dos en tres años de cumplimiento efectivo. Por ello se dispuso su detención.

 

Compartilo:

Deja tu comentario