Les tiran con una media res: El Frigorífico apunta a los inversores judíos; dicen que “le vienen a meter el dedo en la boca a la gente de Acha”

168

Santa Rosa y General Acha (2b) – El apoderado de la empresa que posee la mayor parte de las acciones del Frigorífico General Acha salió a responder en duros términos la aparición de un grupo inversor judío, que aparentemente acordó con los extrabajadores lo que se les adeuda de indemnización y quiere que se decrete la quiebra para poder adquirirla y poner la planta a trabajar para exportación de animales faenados con el ritual kosher. Todo suena muy interesante sino fuera porque ya hay una empresa trabajando, con un concurso en marcha y la meta puesta en empezar a trabajar los primeros días del mes próximo.

Así de simple pero compleja es la situación. Simple porque hay una empresa cuyo apoderado es Eduardo de la Iglesia, que está trabajando en las refacciones que necesita la planta para obtener el permiso de tránsito federal de SENASA y empezar a faenar. Es la misma empresa que negoció con los trabajadores lo adeudado por indemnizaciones desde 2017 y como no se pusieron de acuerdo, fueron a la justicia para ejecutar el convenio.

Esos 58 trabajadores reclaman que la empresa de De la Iglesia les pague el 50% de la indemnización y el total de preaviso, cargas y otros ítems pero que el empresario dice, citando el convenio, que le corresponde la mitad de ese concepto.

Allí es cuando aparece el grupo inversor judío, la semana pasada. Representados por Walter Gastaldi, este nuevo inversor negoció y acordó con esos trabajadores un monto para pagar lo que se les adeuda y con eso se presentaron a la justicia para que avalen ese convenio. La intención es que se decrete la quiebra de Frigorífico General Acha, los trabajadores cobran y esta empresa, DLK Meat SA, compraría la quiebra y die querer empezar a exportar en 2020, realizando una inversión de 2 o 3 millones de dólares en la planta de Acha.

Eduardo De la Iglesia fue claro en su diálogo con dos Bases sobre estas posibilidades de que intervengan nuevos actores en el desarrollo del Frigorífico.

“Lo primero que hay que decir es que el frigorífico no está a la venta. Nosotros tenemos la mayoría de las acciones y estamos trabajando para ir para adelante y es lo que vamos a hacer”, dijo el apoderado. Y sobre los nuevos interesados, fue contundente. “Esta gente le viene a meter el dedo en la boca a la gente de Acha porque los últimos comentarios que hizo un tal Walter Gastaldi  con una señora que viene de un grupo empresario de Buenos Aires parece como que ya compraron el frigorífico”, sostuvo. Y se quejó “no entiendo como una persona que viene de afuera, en un medio de comunicación ofende  al juez del concurso, a los secretarios, a los abogados que trabajaron en el concurso, a la síndico y a nosotros con que esto es un bleef, que está viciado todo el concurso, que es trucho”.

El apoderado anticipó que presentarán una denuncia para que Gastaldi ractifique o rectifique lo dicho públicamente. “Viene un tipo que no es nadie o no sé quién es a ofender de semejante manera al poder judicial de La Pampa, que está poniendo mucho ahinco para que esto sea una fuente laboral importante para Acha. A ese tipo hay que sacarlo de acá urgente, es algo nocivo para Acha”, detalló.

Por último, De la Iglesia reiteró que la deuda con los trabajadores será un tema que solucionará la justicia. “Nosotros respetamos que se les debe un dinero, hay que pagárselo. Nnosotros hicimos una propuesta de pago, unos aceptaron y otros hicieron una medida judicial. Eso seguirá su camino y nuestros abogados se regirán por lo que disponga la justicia”. Y aclaró “esa deuda no afecta en nada para el funcionamiento del frigorífico”.

La empresa que representa De la Iglesia quiere empezar a faenar con poco volumen a partir del mes que viene y también pretende poner en funcionamiento la carnicería en la planta a partir de los primeros días de diciembre.

Compartir:

Deja tu comentario