Columna de miércoles: El machismo no cumple el aislamiento pero no es noticia

199

* por María Soledad Trímboli (abogada)

Desde el 20 de marzo que se decretó el Aislamiento social preventivo y obligatorio,  los distintos portales, medios, y redes feministas dan cuenta del femicidio de doce mujeres de distintas edades y en distintos puntos del país, directos o vinculados.  En el fin de semana supimos el femicidio en Mar Del Plata de Claudia Repetto, de 41 asesinada por su ex pareja, su cuerpo estaba a pocos una pala que la policía había encontrado en una búsqueda previa. En Monte Chingolo,  asesinaron a Cristina Vásquez y su hijita Ada, de siete años, por ello está detenido su pareja

El temprano aislamiento  social para afrontar la crisis, hace que muchas mujeres en situación de violencia de género, estén en directa convivencia con su agresor, con el potencial riesgo que ello conlleva, ya que como muestran las estadísticas y la casuística tristemente cotidiana, la mayoría de los femicidios son ejecutados por personas vinculadas a esas mujeres, por lo común parejas o ex parejas.

Los feminismos, también tempranamente,  vienen reclamando se decrete la emergencia en materia de violencia de género. El lunes por la tarde reiteraron el reclamo con “ruidazo” cada una desde sus casas, balcones y ventanas. Pero impedidas de movilizar en las calles, los medios no tomaron debida nota del reclamo, y se diluyo entre el diario aplauso a los trabajares de la salud y otro delirante cacerolazo en contra del gobierno.

Frente a la situación, el Ministerio de Mujeres, Género Y Diversidades De La Nación, dispuso una serie de dispositivos para atender a la situación de violencia de género en la coyuntura de la cuarentena. A la línea 144, que recordamos funciona las 24 hs., se sumaron dos líneas de whatsapp, esto para posibilitar el pedido de ayuda sin poner en alerta al agresor: +54 11 2771-6463/ +54 11 2775 9047/48, como también un correo electrónico con la misma finalidad: [email protected], y una App disponible en argentina.gob.ar/aplicaciones/línea-144-atencion-mujeres.

Finalmente, se puso en marcha la campaña “Barbijo Rojo” en conjunto con la Confederación Argentina de Farmacéuticos, para que aquellas mujeres en situación de violencia de género y en aislamiento Social, puedan pedir ayuda sin ponerse en peligro. La idea es que llamen o se acerquen a su farmacia cercana y soliciten un “barbijo rojo”, serán los farmacéuticos quienes se encargados de poner a esa mujer en contacto con la línea 144.

El conteo de femicidios se dispara rápido, pero no se contabilizan con espectacularidad en la tele como los muertos e infectados del Co-vid 19. En tiempos, en que solidaridad es quedarse en casa,  y botoneo exacerbado, otras redes deben tejerse para combatir la violencia de género y bien vale remarcar que quien salga de casa para ayudar a una víctima de violencia de género, está actuando con una causal de justificación, que además de llamar al 134 para denunciar al que rompe la cuarentena, también se puede llamar al 144 para ayudar aquellas que la padecen por convivir con el agresor.

Es que el machismo no se puso en cuarentena, la violencia se ampara en el aislamiento y los comités de crisis visten pantalones y corbatas.

Compartir:

Deja tu comentario