Las escuchas los liquidaron: Formalizaron a tres cordobeses por estafas telefónicas que incluyeron casi 4 palos a un productor de Pico

33
Compartir:

General Pico (2b Norte) – Un piquense fue estafado en casi 4 millones de pesos bajo la misma y reiterada modalidad de siempre: llamada telefónica, supuesto premio, cajero automático y vaciamiento de cuenta.  La Justicia rápidamente congeló varias cuentas bancarias y dio con tres personas de Córdoba, una de ellas detenida en una cárcel, que formaban una organización destinada a estafar y volcar el dinero ilícito en una financiera.

La Fiscalía General formalizó ayer a una mujer y dos hombres de la provincia vecina, quienes desapoderaron a un productor rural piquense de 3.950.000 pesos.  Les dictaron 90 días de prisión preventiva, mientras que los investigadores ya recuperaron alrededor de 2 millones y esperan ahora obtener el resto.

El damnificado recibió un llamado telefónico donde le dijeron que había resultado ganador de 20 mil pesos y un teléfono celular. Para cobrar el dinero, le pidieron que fuera hasta el cajero automático y allí el piquense siguió todos los pasos que el estafador le indicó y desde hace meses es motivo de advertencias para no caer en la trampa.

El estafador obtuvo la clave token del productor rural e inmediatamente le sacó los casi 4 millones de su cuenta bancaria.  A través de home banking, el delincuente transfirió la suma millonaria a 8 cuentas, generando 18 operaciones en 20 minutos.

La víctima radicó la denuncia y desde la Fiscalía General, a cargo de Armando Agüero, identificaron varias cuentas bancarias y pidieron inmovilizarlas.  Los estafadores en estos casos no dejan el monto de dinero desapoderado en una sola cuenta, sino que generan transferencias a otras que pertenecen a gente a quien le pagan sumas irrisorias, o las mismas de personas ya estafadas y a quienes le sacaron la clave token.

Los investigadores también lograron identificar el número y la ubicación de quien llamó por teléfono. Ahí confirmaron que se trataba de Ricardo Arias, un cordobés que cumple condena en un penal de Cruz del Eje.  A partir de éste, llegaron a dos primos que eran parte de las maniobras de estafas: los hermanos Angélica y Agustín Arias.

Las tres personas no solo estafaban y movían el dinero por varias cuentas, sino que luego lo ponían en una financiera y así lograban mayor rédito del delito cometido.

Todos el detalles de las maniobras fraudulentas quedaron relatados, con lujos de detalles, en las escuchas que la justicia pampeana ordenó en el caso.  Angélica Arias llamó a su primo detenido para advertirle que le habían embargado su cuenta personal, por lo que le recriminó un supuesto mal accionar en el movimiento de dinero que la dejó expuesta.

La Brigada de Investigaciones viajó a Córdoba y detuvo en la capital a los hermanos Arias, para traerlos hasta los Tribunales de Pico donde este miércoles fueron formalizados, junto al primo detenido en la cárcel de Cruz del Eje, quien participó de la audiencia de forma virtual.  El juez de Control, Diego Ambrogetti, confirmó la imputación por “estafa” y la prisión preventiva por 90 días.

El congelamiento de cuentas sirvió para que la Fiscalía recupere ya 2 millones, la mitad de la suma total desapoderada al piquense, mientras espera quizás tener el mismo resultado que en otros casos, que luego de algunas semanas tras las rejas, los estafadores aporten el resto del dinero para lograr así un pena mínima y eventualmente la libertad en un acuerdo de juicio abreviado.

 

 

 

Compartir:

Deja tu comentario