Alto prontuario: Tres años de prisión efectiva a un joven por ocho robos, dos cuando era menor

17
Compartir:

Santa Rosa (2b) – Un joven de 18 años fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento efectivo por ocho hechos, dos de ellos los cometió cuando era menor de edad.

El adolescente fue condenado a tres años de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de los delitos de robo agravado por escalamiento, violación de domicilio, robo simple en grado de tentativa, hurto simple en grado de tentativa (en dos ocasiones) y encubrimiento por receptación dolosa, en cinco causas diferentes.

Además, se le decretó la autoría y la responsabilidad respecto de un robo simple y un robo agravado en grado de tentativa, por ser de un vehículo dejado en la vía pública –ya que esos delitos los cometió siendo menor– y se dispuso remitir los dos expedientes al Juzgado de la Familia, Niñas, Niños y Adolescentes.

A cargo de la causa estuvieron el fiscal Andrés Torino, el juez de Control santarroseño Carlos Ordas y la defensora oficial Silvina Blanco Gómez.

Los hechos

El 31 de enero, el condenado, junto a otro joven, entraron a una vivienda de la calle Paraná, a las seis de la mañana, y se llevaron $950, un taladro y dos cadenitas de fantasía. Incluso llegaron a dejar un televisor de 50 pulgadas en la puerta, pero no pudieron llevárselo porque fueron sorprendidos por la damnificada.

Menos de una hora más tarde, a las 6:45, el imputado, forzando una reja externa, sustrajo de un comercio de la calle Donatti tres botellas de Martini, una de vodka, una lata de cerveza y una bandeja con sanguches. Los hechos fueron cometidos junto a otra persona.

A su vez, se comprobó que tenía en su poder una moto marca Honda que había sido robada el 17 de febrero de un depósito de la calle Entre Ríos. La propia madre del joven fue quien entregó el vehículo.

El 7 de marzo, a media mañana, el acusado sustrajo un par de zapatillas del patio trasero de un domicilio de la calle Alemania. Las tenía puestas cuando fue aprehendido por la policía.

A las 96 horas, cometió otro robo. El hecho ocurrió entre las 15 y las 17 en una vivienda de la calle Buenos Aires. A esta altura y después de adueñarse de tantas cosas ajenas, solicitaron que se le otorgue la probation.

Ese mismo día, a las 18.30, el imputado ingresó a un inmueble de la calle Tito Fuertes. Cuando la damnificada advirtió que estaba en el patio, huyó. Hasta aquí los delitos cometidos ya mayor de edad.

Con respecto a los que cometió mientras era menor, se encuentran el robo de una moto y el ingreso a una casa de la que sustrajo diversos elementos.

Compartir:

Deja tu comentario