Demanda habitacional: Lezcano informó que aún restan construir y entregar más de 3700 viviendas

30
Compartilo:

Santa Rosa (2b) El presidente del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), Jorge Lezcano, y su equipo de trabajo, se reunió la comisión de Asuntos Agrarios.

El titular del IPAV asistió a la comisión de diputados para informar sobre los avances en materia habitacional en la provincia, donde indicó que aún restan construir y entregar más 3700 viviendas.

En ese marco, Lezcano hizo un repaso de los programas de vivienda vigentes en La Pampa. Contó que los proyectos están distribuidos entre fondos provinciales (2.231 viviendas) y fondos nacionales (2.688 viviendas), que comprenden un total de 4.919 viviendas a entregar, con una inversión de alrededor de 40 mil millones de pesos.

En la gestión actual, hay 1.135 viviendas ya estregadas o próximas a entregar, 893 licitadas, 1.835 a licitar, y 1056 a construir por administración municipal.

Sobre el plan Mi Casa II contó que «se están terminando las obras, y ya tenemos fecha de entrega. Hay 430 viviendas para entregar». Sobre Mi Casa III dijo que «son fondos del Fonavi, que tiene que ver con la coparticipación que ingresa, más lo que se fue generando de recupero. Proyectamos 495 viviendas en 20 localidades».

En relación al programa Casa Propia adelantó: «con una licitación de 894 viviendas, se espera que a mediados de octubre estará el contrato para iniciar las obras» y agregó: «se busca un equilibrio para paliar el déficit habitacional», expresó el presidente del IPAV.

Érica Riboyra, gerenta de Planificación y Adjudicación, se refirió a los “criterios de entrega” para la entrega de viviendas: «varía según el programa. En Mi Casa I el requisito es que estén en el padrón del IPAV, y quien decide es el intendente de acuerdo a la normativa de su localidad».

«En Mi Casa II, por ejemplo –siguió Riboyra-, que es para aquellas localidades de más de 10 mil habitantes, se hace una segmentación para que se cumplan con los requisitos, y es necesario que estén en un grupo familiar y tengan 15 años de residencia como mínimo en la localidad. En función de eso se hace el sorteo donde aquellas personas que tienen mayor antigüedad inscriptas tienen mayor posibilidad», cerró.

Consultados por  las consideraciones del organismo para aquellas personas con alguna discapacidad, Riboyra expresó que “no hay un programa específico para atender a personas con discapacidad, pero sí se atiende en todos los programas de manera trasversal».

Y sumó: «lamentablemente el costo de una vivienda adaptada es mucho más alto que una vivienda normal. Eso es uno de los fundamentos por lo que no podemos construir, ya que hay mucha demanda. Sin embargo se trabaja con las familias adjudicatarias que requieran algún tipo de adaptación para poder construirla en su vivienda».

En cuanto a las situaciones de morosidad, Ramiro Rodríguez, gerente contable, dijo: «tendemos a una profesionalización el servicio de cobro. Lo que hacemos es tener mayor contacto con la gente para comentar las situaciones. En estos tiempos recaudamos más o menos el 50% de lo que viene de Nación. 45 millones de pesos por cuotas. Es un porcentaje importante en cuanto a los valores históricos».

 

Compartilo:

Deja tu comentario