Eran «yuyitos», pero no la González: En una estafa, se llevaron 30 toneladas de soja de un campo de Alvear; hay dos imputados y un prófugo

119
Compartilo:

General Pico (2b Norte) – La justicia piquense investiga una estafa por la cual resultó damnificado un productor rural de la zona de Intendente Alvear, a quien despojaron de 30 toneladas de soja haciéndose pasar por transportistas que sacarían el cereal para entregar a la firma compradora, donde el camión nunca llegó.  Formalizaron a dos camioneros mendocinos y pidieron la captura nacional de un tercero.

La audiencia de formalización, solicitada por el fiscal general Armando Agüero, se llevó a cabo el pasado martes presidida por el juez de Control Diego Ambrogetti, mientras que los imputados de “estafa” contaron con la asistencia del defensor oficial Héctor Freigedo.  Los camioneros demorados son Adrián Carretero y Raúl Sosa.

El hecho ocurrió el pasado 19 de abril en un campo de la zona de Alvear, alquilado por un productor de apellido Del Carril, quien a través de un intermediario vendió 30.160 kilos de soja a la firma Lartirigoyen.

Un hombre se comunicó con el intermediario para avisar que iría a buscar el cereal y lo retiró del campo.  Pero el cereal nunca llegó a la planta que lo había comprado por alrededor de 3 millones de pesos y, días después, la policía descubrió que el transportista se identificó con un nombre falso y usó un camión con acoplado con chapas patentes de automóviles.

La persona que se comunicó telefónicamente y cargó el cereal se identificó como Luis Rodríguez, pero la Bridada de Investigaciones determinó luego que en realidad es Jorge Luis González, ciudadano mendocino radicado en San Rafael.

El fiscal señaló en la audiencia que el lunes 1 de mayo “la Brigada identificó a dos camiones en la Circunvalación de Pico, conducidos por los señores Sosa y Carretero”.  Ante la similitud de los camiones con el buscado, demoraron a los transportistas y establecieron luego que para trasladar la soja habían utilizado el chasis de uno de los camiones con el acoplado del segundo camión secuestrado.

Los dos camioneros negaron ante el fiscal haber realizado la maniobra y aseguraron que el día que se perpetró estaban en Mendoza, mientras que los camiones los habían dejado.  Señalaron a un sobrino de Carretero como el supuesto autor de la maniobra, Jorge Luis González.

Con estos elementos, el fiscal general decidió imputar a los dos transportistas como supuestos “partícipes necesarios de la estafa”, por lo que les retuvo sus celulares, secuestró uno de los camiones y devolvió otro, para luego permitirles quedar en libertad.

A mismo tiempo, Agüero pidió la captura nacional de Jorge González, domiciliado en San Rafael (Mendoza).

Compartilo:

Deja tu comentario