Lo trajeron de las pestañas: Un condenado por abuso sexual fue capturado por Interpol y trasladado a Pico

129
Compartilo:

General Pico (2b Norte) – En un operativo que incluyó a miembros de Interpol y la Policía Federal, fue trasladado este viernes desde Brasil hasta General Pico un prófugo sobre quien pesaba una condena por “abuso sexual”.  Fue condenado en el 2021, atrapado en el país vecino en el 2022 y recién esta semana se concretó la extradición.

Fabricio Sebastián Trincheri, de 45 años, llegó este viernes a General Pico custodiado por efectivos de la Policía Federal de esta ciudad, luego de viajar en avión junto a agentes de Interpol, que lo custodiaron desde Río de Janeiro hasta Aeroparque, en Buenos Aires.

Trincheri había sido condenado a 12 años de prisión a fines del 2021, luego que la Justicia de Pico confirmara en juicio que había abusado sexualmente en reiteradas oportunidades de una niña de 7 años, hija de su ex pareja.

Fue denunciado en el año 2020, luego que rompiera relación con la mujer y su hija comenzara a contar lo que sucedía en la vivienda cuando la mujer se iba a trabajar.  Trincheri fue notificado de la denuncia y fue el primer caso que se formalizó vía Zoom, porque acababa de llegar de Córdoba, en el inicio de la pandemia, con síntomas de Covid.

Cumplió con prisión domiciliaria por cuestiones de salud y fue llevado a juicio por la fiscal Ivana Hernández.  El juez Marcelo Pagano lo sentenció a 12 años de prisión por “abuso sexual agravado”, sentencia que fue apelada ante el TIP, pero cuando quedó firme y lo fueron a buscar, el hombre ya había escapado.

En julio de 2022 la policía de Brasil lo encontró en Florianópolis, capital del Estado de Santa Catarina, en el sur de Brasil.  Hacía meses que existían contactos con Interpol del país vecino y ya habían intentado atraparlo en un domicilio que había abandonado.  Los investigadores confirmaron también que había cruzado, probablemente de manera ilegal, por la frontera de Pasos de los Libres.

En el mediodía de ayer la Policía Federal lo dejó en la Brigada de Investigaciones de Pico, donde quedó alojado a la espera de su notificación de la condena y luego su situación pasará a manos del juez de Ejecución Penal, Mauricio Pascual.

Compartilo:

Deja tu comentario