No hay bolsillo que aguante: «Con esta devaluación, el salario debería aumentar un 85%», dijo Héctor Daer

42
Compartilo:

Buenos Aires (2b) – Con una crisis que galopa a dos cifras todos los meses, la conducción de la CGT pedirá un aumento del 85% en el salario mínimo en la reunión convocada para el 15 de febrero próximo. A su vez, se estima que la CTA vaya por un incremento mayor.

El sindicalista Héctor Daer, se pronunció al respecto y explicó:

«La devaluación, que se suma a la brutal inflación acumulada diciembre 2023-febrero 2024, sobre todo en insumos de la canasta básica de alimentos y salud, imponen una actualización de al menos del 85%».

El sector empresarial, conformado entre otros, por la UIA y la Cámara de Comercio, aún no se expidió al respecto.

El sueldo mínimo es de $156.000 para los mensualizados o de $ 780 por hora.

El Consejo del Salario Mínimo debió haber sido convocado en diciembre para definir los valores de los primeros meses de 2023.

La Comisión de Salario Mínimo reúne a sindicalistas de la CGT y CTA y representantes empresarios como UIA.

El salario mínimo arrastra una caída muy fuerte en los últimos años. Solo en 2023 tuvo un incremento del 151,8% frente a una inflación del 211,4%.

Una pérdida de 19%. En relación con la canasta básica alimentaria, la caída fue superior, del 25%.

«La devaluación, que se suma a la brutal inflación acumulada diciembre 2023-febrero 2024, sobre todo en insumos de la canasta básica de alimentos y salud, imponen una actualización de al menos del 85%», dijo Daer.

En realidad, el Consejo del SMVM debió haber sido convocado en diciembre para definir los valores de los primeros meses de 2023. Luego, se prometió convocarlo para los primeros días de enero y después entre el 20 y 30 de este mes.

Finalmente, se convocó para el 15 de febrero, según la Resolución N° 27/24 del Ministerio de Capital Humano.

Según CIFRA (Centro de Investigación y Formación de la República Argentina), «el poder adquisitivo del salario mínimo, vital y móvil muestra una tendencia negativa desde 2011, que resultó particularmente fuerte en los dos últimos años del gobierno de Mauricio Macri, así como en 2020. Esta caída ha sido incluso superior a la pérdida real de los salarios registrados».

Luego, «entre 2021 y 2022, en un contexto de inflación creciente, existieron siete instancias de actualización del salario mínimo, que no lograron una recuperación de su poder de compra. El año 2022 cerró con una caída promedio del salario mínimo real del 1,3%, que lo ubicó 33% por debajo del nivel de 2015». Con la pérdida de 2023, la caída es del 45%.

La ley de Contrato de Trabajo le asigna tres características al salario mínimo, vital y móvil.

Es la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia por su jornada laboral. Debe asegurarle alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte, esparcimiento, vacaciones y cobertura previsional. Y debe ajustarse periódicamente de acuerdo a las variaciones del costo de vida.

Compartilo:

Deja tu comentario