El hombre es bueno, pero controlado mejor: Ziliotto valoró la política de control del Estado en el Encuentro Nacional de Tribunales de Cuentas

65
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- «Tiene que entenderse que lo mejor que nos puede pasar es que nos controlen», aseguró el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto durante el acto de apertura de la Primera Reunión Anual del Secretariado de Tribunales de Cuentas de Argentina, del que  también participaron miembros de Paraguay y Brasil. María Alejandra Mac Allister, titular del Tribunal de Cuentas de La Pampa,  destacó la sanción de la “Ley 3.509 que amplía el universo de control a sociedades en las que el Estado provincial tiene participación mayoritaria» y el titular del Secretariado Permanente de TdC de Argentina, Sergio Oste dijo que “en La Pampa se respira República”.

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, inauguró este martes en Santa Rosa la Primera Reunión Anual del Consejo Directivo del Secretariado Permanente de Tribunales de Cuentas, Órganos y Organismos Públicos de Control Externo de la República Argentina, de la que también participan representantes de Brasil y Paraguay.
«Hay que ir por más y mejor control porque es una de las principales bases de sustentación de la calidad institucional», afirmó el Gobernador. «Tiene que entenderse que lo mejor que nos puede pasar es que nos controlen», aseguró.
El encuentro contó con la presencia, además del Gobernador; de la presidenta del Tribunal de Cuentas de La Pampa, María Alejandra Mac Allister; el presidente del Secretariado Permanente de Tribunales de Cuentas de la República Argentina (SPTCRA) y el presidente de la Red Federal de Control Público y síndico general de la Nación, Miguel Carlos Blanco, entre otras autoridades.

«El control es calidad institucional»
Durante su alocución, el Gobernador dijo que «hablar de control, es hablar de legalidad, de transparencia, pero por sobre todo de calidad institucional. Quienes tenemos la responsabilidad de administrar recursos públicos y debemos día a día tomar decisiones que afectan a la vida de cada pampeana y pampeana, que tienen que ver con la administración de fondos públicos, el control es el mejor aliado que podemos tener. Desde esa concepción de cuáles son los fundamentos de la institucionalidad, pero también la convicción personal e ideológica desde el Gobierno Provincial siempre propiciamos un mejor y mayor control».
Destacó que «no es casualidad que en La Pampa y por decisión del entonces gobernador Carlos Verna fue la oposición política en su representación política fue la que propuso que Marita Mac Allister sea la presidenta del Tribunal de Cuentas».
«Lo mejor que nos puede pasar como funcionarios públicos es el control previo porque nos da la tranquilidad de que no nos estamos equivocando. Quizás, nos podemos equivocar desde el punto de vista político al tomar una decisión. Ahí es donde tenemos discrecionalidad, pero para el manejo de los fondos públicos no existe otra discrecionalidad que no sea el que marca la ley», explicó.
Destacó el «compromiso y la profesionalidad» del personal del TdC. Se refirió a la pandemia y «a pesar de tener dictada una ley de emergencia pública, económica y sanitaria dictada por la Legislatura nunca evadimos el control del TdC. Y eso fue posible por el compromiso también del TdC».
«A pesar de tener una coyuntura no deseada había que fortalecer el compromiso de estar a la altura que nos dieron los ciudadanos de administrar sus recursos», afirmó.
Para finalizar, dijo que «hay que ir por más y mejor control porque es una de las principales bases de sustentación de la calidad institucional. Es algo que toda la dirigencia de La Pampa valoramos que es la calidad institucional y el control social».

«Función primordial»
La presidenta del TdC de La Pampa, María Mac Allister dijo que «nosotros, como Órgano de Control Externo, ejercemos una función primordial en resguardo del debido cuidado y administración de los fondos públicos. Por ello es tan importante que en este auditorio, como en el devenir diario de la gestión, nos encontremos presentes quienes, ya sea por mandato popular o por mandato de la Constitución, obremos en la recta administración de los fondos públicos».
Admitió que «organizar esta reunión no fue fácil, situaciones de máxima tensión como la actual coyuntura. Seguramente pensamos distinto, pero todos compartimos como servidores públicos la necesidad que tenemos de juntarnos para trabajar en pos de la integridad pública que nos lleve a tener una administración líquida, predecible, simplificada y constante».
Remarcó que «hoy el Estado tiene necesidades distintas, posee una estructura más compleja y necesita de nuevos actores. Prueba de ello fue la sanción en la provincia de La Pampa de la Ley 3.509 que amplía el universo de control del tribunal de cuentas  a sociedades en que el Estado provincial tenga participación estatal mayoritaria».
«Se necesitan organismos de control externo independientes  y comprometidos en un Estado de Derecho. Estoy convencida que somos uno de los eslabones que está en condiciones de brindar información de calidad y evidencia crítica. Y transformarnos así en antesala eficaz para la posterior evaluación y análisis de impacto de las políticas públicas que si o si tienen que llegar a los ciudadanos», completó.

«Se respira República»
Por su parte, Sergio Oste dijo que «los organismos de control necesariamente tienen que ser independiente de los poderes del Estado, porque los controla objetivamente con un único jefe que es la Ley. El sometimiento a la Ley que es lo que demanda la sociedad y acomodarla de acuerdo a la circunstancialidad del poder no es lo que reclama la sociedad. Los problemas sociales son otros».
«La Pampa es una provincia distinta donde se ve todo ordenado y con muchos espacios, fundamentalmente están todos los poderes, respetan el control, respetan la transparencia y la legalidad. Se respira República en La Pampa. La República es eso, la división de los poderes», aseguró.
Agregó que «en esta casa nos reunimos el año pasado cuando se inauguraba, casi 5 mil metros cuadrados fantásticos, que es una muestra del compromiso que tiene el poder político de La Pampa con el Organismo de Control de la provincia. No sólo que lo respetó institucionalmente, sino que veo que amplía sus facultades. Esta realidad no es en todo el país, el año pasado comentábamos lo que estaba sucediendo en Jujuy con una reforma constitucional que acomodaba a gusto el poder circunstancial político de esa provincia a su Organismo de Control. Hoy estamos viviendo una situación similar en la provincia de Santa Cruz, donde recientemente ha renunciado la semana pasada su Presidente con la modificación  de una Ley a los efectos de remover las autoridades de acuerdo a su conveniencia circunstancial».

«Recursos humanos capacitados»
El síndico General de la Nación, Miguel Blanco dijo que «puedo afirmar, más allá de las convicciones de cada uno, que existe un consenso generalizado que el Estado debe mejorar la prestación de sus servicios básicos a la población. Me refiero a la Educación, la Seguridad, la Salud, la Defensa».
«Puedo decir que SiGen es un organismo con recursos humanos altamente capacitados. Me he sorprendido con la red federal de control público. Los organismos de control gozan de autonomía propia y se han asociado para trabajar en conjunto. Creo en esta asociación participativa», expresó.

Compartilo:

Deja tu comentario