Cobanis rebeldes: El Gobierno misionero acusó a los policías acuartelados de “sediciosos” y se prepara para desalojarlos

38
Compartilo:

Buenos Aires (2b) – Los policías y retirados acuartelados serán acusados de sedición agravada y otros delitos, como robo y destrucción de bienes del Estado. Las autoridades misioneras preparan un operativo para recuperar el control del Comando Radioeléctrico y detener a los cabecillas.

“Han cometido varios delitos”, apuntó el ministro de Gobierno misionero, Marcelo Pérez, en diálogo con Infobae al filo de la medianoche. Todos han sido denunciados. La presentación más grave es sedición, agravada por la condición de funcionarios públicos y por estar armados. Pero también “asociación ilícita, robo de material y destrucción de propiedad del Estado”, detalló Pérez.

Luego relató que el juez de Instrucción que interviene en la causa, Ricardo Balor, ya notificó a los revoltosos de que enfrentarán estos cargos. “Se actuará con dureza y con todas las consecuencias de ley”, anticipó el ministro.

«Hemos hablado con la ministra de Seguridad para hacer un operativo conjunto con la Policía de Misiones y la Gendarmería para detener a los cabecillas y recuperar el Comando Radioeléctrico, así como aquellos bienes que fueron robados al Estado provincial, como los móviles policiales, que serán devueltos a sus unidades”, adelantó el titular de la cartera de Gobierno misionera.

“Algún personal en actividad que está dentro del Comando está armado. Por eso el cuidado en proceder y evitar daños mayores”, agregó.

El acuartelamiento comenzó luego de una protesta del personal policial que no está en actividad, tal como indicó Pérez. “Un grupo importante de retirados convocó a una manifestación piquetera. E involucraron a un grupo reducido de policías en actividad. Son más o menos 60 suboficiales y un solo oficial que se ha plegado, sobre un total de 10 mil integrantes de la fuerza”, relató el Ministro.

Y consignó que la revuelta está focalizada en la esquina del Comando Radioeléctrico que mantienen tomado desde el viernes y que el resto de Posadas está en total calma y tranquilidad. El ministro subrayó que el servicio de seguridad en la ciudad capital se está brindando “con total normalidad”.

“No hay caos ni preocupación en la sociedad misionera por lo que está pasando”, abundó.

“Las imágenes que se están viendo a nivel nacional son impactantes. Pero es un grupo reducido. Ahí hay algunos docentes, planeros que se quedaron sin planes, retirados y mujeres de policías, más algún personal en actividad que dejará de estarlo porque tomaremos las medidas disciplinarias que correspondan. No se puede permitir que una persona que integra una fuerza y debe respetar el orden lo viole”, remarcó.

“Robaron un patrullero y, con la cara tapada, arrojaron gomas para luego incendiarlas. Más que policías son piqueteros. Esto deslegitima cualquier tipo de reclamo. Ahora pusieron música. La situación es casi circense”, reflexionó. “Hay inconsciencia de la medida que han tomado”, aseveró.

Pérez manifestó que “no sabemos bien por qué es la protesta. Está disfrazada de un reclamo salarial. Pero el Gobierno provincial había adelantado que el lunes haría el anuncio de un aumento de haberes. Protestan antes del anuncio”, se quejó.

El incremento sería el tercero del año. Acumulados, superan el índice de inflación, subrayó Pérez. Un agente de calle, después de los descuentos, se queda con unos $ 470 mil en su bolsillo.

Los policías misioneros se jubilan a los 48 años. Y perciben el 100% del sueldo neto. “Cobra durante mucho más tiempo del que trabaja”, indicó el funcionario. Y añadió: “El promedio del haber policial es superior a cualquiera de la actividad privada” en la provincia. También puntualizó que dentro de los reclamos de los acuartelados figuran hasta situaciones personales, como traslados a otros lugares de la provincia. En este marco de irracionalidad se desenvuelven los acontecimientos.

Pérez adelantó que también se tomarán medidas con el personal retirado que participa del levantamiento. “Creen que no tienen nada que perder. Y perderán sus beneficios previsionales”, concluyó.

 

Compartilo:

Deja tu comentario