Impactante: La jueza Gianinetto absolvió a un acusado de abuso sexual por falta de pruebas

42
Compartilo:

General Pico (2bNorte) – La jueza María José Gianinetto absolvió a un hombre acusado de abusar sexualmente durante años a su pareja y amenazarla luego de la denuncia. En el debate, la magistrada no encontró elementos suficientes para dar por probados los hechos y apuntó al trabajo de los peritos, de donde surge que la denunciante tenía una «personalidad sumisa» y no manifestaba claramente su oposición a mantener relaciones sexuales. Las partes acusadoras tampoco pudieron acreditar las amenazas.

El acusado de 61 años llegó a juicio por «abuso sexual agravado con acceso carnal» y dos hechos de «amenazas simples». Los hechos ocurrieron en una localidad del oeste pampeano y, según denunció la mujer, los abusos tuvieron lugar a lo largo de 32 años de convivencia.

La jueza Gianinetto presidió las audiencias de debate, donde participaron también el fiscal Enzo Rangone, los abogados Omar Gebruers y María Errecoundo en la Defensa y la abogada María Soledad Trimboli como querellante particular.

En el alegato de clausura, la Fiscalía admitió no haber reunido los elementos necesarios como para sostener la acusación de «abuso sexual agravado», ni tampoco de uno de los hechos de amenazas que habrían llegado a la mujer por parte de un familiar. Sí solicitó una pena de prisión en suspenso por la amenaza telefónica que el acusado habría realizado a su ex pareja. La Querella ratificó la existencia de los abusos sexuales y de la amenaza telefónica, mientras que la Defensa requirió la absolución del acusado.

En los fundamentos del fallo, la jueza Gianinetto reconoció que la mujer brindó en el debate un relato «claro y creíble», pero remarcó que los hechos no se acreditaron en el debate «ni siquiera a manera de indicio».

La magistrada citó a una de las peritos psicológicas, que entrevistó a la denunciante, y concluyó que «ella no manifestó actitudinal ni corporalmente alguna conducta previa de oposición a las relaciones sexuales». Sin manifestaciones concretas de no mantener relaciones sexuales por parte de la mujer, Gianinetto sostuvo que el acusado no tenía elementos para advertir que actuaba contra la voluntad de su pareja.

La jueza insistió en que el relato de la denunciante fue «creíble y cargado de angustia», pero remarcó que para llegar a una condena «la decisión se basa en el análisis integral de la prueba ventilada en el plenario, y de ella no surgió certeza ni otros elementos que corroboren ese relato».

En cuanto a las amenazas telefónicas, Gianinetto achacó a la Fiscalía que no probó la existencia del llamado, ni tampoco fundamentó «el miedo» que la mujer sufrir por la tenencia de armas por parte del hombre, ya que tampoco se constató que el hombre tuviera esas armas.

Compartilo:

Deja tu comentario