Vinos directo de la llanura: En la última década, creció un 52% el cultivo vitivinícola en La Pampa

27
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – Estadísticas nacionales confirman el crecimiento exponencial de la vitivinicultura pampeana. Acompañando el crecimiento de la producción vitivinícola en la Provincia, el Ministerio de la Producción realizó talleres en Casa de Piedra, 25 de Mayo y Pichi Huinca. Un estudio reveló que el cultivo en La Pampa, en la última década, creció del 52%, mientras que en el resto del país decreció un 6% en igual periodo.

Desde la Dirección de Agricultura del Ministerio de la Producción teniendo en cuenta el avance de dicha producción en estas localidades, como también la importancia de la poda para obtener un buen rendimiento de las vides, se llevó a cabo el taller sobre Técnicas y Prácticas de poda en cultivo de vid, de los cuales participó un importante número de productores como de estudiantes, en cada zona.

Acompañaron cada jornada representantes del Ente Provincial del Río Colorado, de la comuna de Casa de Piedra y de los municipios de Gobernador Duval, 25 de Mayo y Pichi Huinca.

Al respecto la directora, Natalia Ovando, destacó que el Instituto Nacional de Vitivinicultura en el 2023 publicó un informe que revela el incremento de la superficie cultivada en La Pampa con viñedos, un 52% en los últimos diez años, mientras que en el resto del país disminuyó un 6%, “este dato da el marco de estas capacitaciones, el por qué de la necesidad de hacer este ciclo sobre poda y en todo lo asociado al cultivo de vides como manejo del viñedo, sanidad, etc”.

Remarcó además que no “solo es interesante el incremento en superficie, sino también la adopción de tecnologías que se va teniendo, la mayor superficie se encuentra en los departamentos Curacó y Puelén, siendo 25 de Mayo, Gobernador Duval y Casa de Piedra los pioneros en el desarrollo de este cultivo y -agregó Ovando- de ahí comenzó hacia el interior de la Provincia un interés en el desarrollo de la práctica vitivinícola”. Ante ello es que “desde la Provincia acompañamos para formar al productor sobre todo para el desarrollo de mano de obra calificada en este caso para la poda de los viñedos, que es una de las prácticas fundamentales que termina definiendo la producción del mismo”.

La directora señaló también que “es interés del Ministerio acompañar estas iniciativas privadas, además de diversificar la matriz productiva incorporando este tipo de actividades como también pistachos, nueces, olivos”, para ello dijo que se realizaron estudios junto con el CFI “para determinar qué características tienen nuestros suelos y el clima y si eso permite que avancen estas producciones no tradicionales”. Y en ese sentido consideró que no solo comprobamos “que la Provincia tiene características que permiten el desarrollo del viñedo, sino también la excelencia en la calidad de los vinos”.

Por su parte, el gerente de Producción del E.P.R.C. José María Larrazabal, comentó que la actividad de 25 de Mayo se realizó con la colaboración de Bodega del Desierto para realizar la parte práctica y se contó con la participación de alumnos del Centro Educativo Polivalente y vecinos de la localidad que se capacitaron también.

En referencia al Taller manifestó que “es importante para generar información y herramientas para la sociedad y por ende mano de obra. Y sobre todo brindar conocimientos para todo el proceso de producción, desde el desarrollo de una planta de vid, hasta cómo mantener o recuperar plantaciones”.

Agregó que “la viticultura es una actividad que está creciendo en la Provincia, por lo tanto es importante capacitar sobre cada eslabón de la cadena, y este es uno de los más importantes del trabajo a campo, porque cada tarea bien realizada sobre la vid se refleja en la producción posterior”, concluyó.

En oportunidad de realizarse dicho taller en la localidad de Pichi Huinca, el presidente de la Comisión de Fomento, Carlos Ferrero, comentó que esta actividad “es sumamente importante para la localidad, ya que va a contribuir a mejorar sustancialmente la producción de uvas”, y remarcó que “la poda define una buena o una mala cosecha, hacer una mala poda puede reducir sustancialmente el rendimiento de uvas de un viñedo o a la inversa”.

Luego destacó la presencia de referentes de distintas localidades, sobre todo de la ruta 4 como Trenel, Arata, Caleufú, pero también de Colonia Barón.

Compartilo:

Deja tu comentario