La previa Mundial en 2b: Francia-Argentina disputan el tiempo y el espacio

306

Santa Rosa (por Luciano Gaich, para 2b)- La Selección de fútbol de Argentina afrontará mañana el primer partido de eliminación directa de la Copa del Mundo de Rusia, cuando enfrente en octavos de final a su similar de Francia. El encuentro, que abrirá la serie, se jugará desde las 11 horas (17 hs. de Rusia) en el estadio Kazán Arena, ubicado en la calle Chistopolskaya del barrio de Novo-Savinovsky, en la ciudad de la que lleva el nombre y que se encuentra distante a 12 horas de Moscú.

Ambos equipos tienen similitudes y algunas diferencias, que intentaremos desmenuzar en esta nota.

Si bien el favorito es Francia, en la antesala tampoco hay una disparidad enorme, ni mucho menos. Quizás los galos hayan demostrado hasta ahora poseer un mayor volumen de juego colectivo y una idea más definida que el equipo de Jorge Sampaoli; pero Argentina individualmente es más, sobre todo porque cuenta con Lionel Messi.

La clave del partido se podría depositar en el campo de la ciencia, específicamente de la Física y concretamente en la Ley de la Relatividad de Albert Einstein, correspondiendo el factor Tiempo a Francia y Espacio a Argentina, primordialmente.

El “bleu” necesita de la velocidad para desarrollar su juego, emplea transiciones defensa-ataque rápidas, manejadas por futbolistas de buen pie que desde el mediocampo articulan esa idea táctica que culminan los delanteros o los mismos midfields con llegada. Francia hiere a su rival, también, por las bandas.

Defensivamente lo que hace es ahorcar el juego rival enlenteciéndolo y presionando sobre la pelota, con velocidad, para recuperarla. A veces lo logra, pero en otras no. Físicamente es fuerte y el promedio de edad es muy inferior al del equipo nacional. Llega invicto a esta instancia y con más descanso, ya que jugó un partido menos: en el cotejo contra Dinamarca fue un tablas acordado y bochornoso en el que ambos equipos pactaron no agredirse.

Su director técnico es Didier Deschamps, aguerrido capitán del campeón del mundo en 1998. Lleva seis años en el cargo.

Argentina tiene una manera mucho más lenta, que depende del espacio, el cual intenta generar a partir del toque y el desequilibrio en tres cuartos de cancha, donde posee jugadores realmente temibles. Como pudo verse durante un lapso del partido clasificatorio contra Nigeria, esto comienza en los pies de Éver Banega, el organizador.

No se puede hablar de una forma de jugar porque los permanentes cambios (de esquemas y de intérpretes) han sido casi una metodología desde que asumió Sampaoli, pero lo que es claro es que Argentina necesita de la pelota y de ser el protagonista ya que si no, sufre.

Tácticamente el partido que planteará será intentar equiparar la vertiginosidad, sobre todo en el medio campo, y volcar el desarrollo hacia las bandas, dejando el frente de ataque para Messi. En este plan son vitales tanto la inteligencia como la aptitud física, cuestión esta última en la que los albiceleste corren con desventaja, ya que no sólo jugaron más, tienen un promedio de edad mayor (es el equipo más longevo con 28 años), si no que la mayoría de la plantilla termina los partidos agotada.

Pero en el temple, a la vez, ha demostrado ser fuerte. Como si también pareciera una mecánica, el equipo argentino saca garra en las difíciles; desde la agónica clasificación al mundial hasta el partido clasificatorio a los octavos de final. Y tal vez eso, además de desesperación, contenga algo más de experiencia que su similar de mañana.

Su éxito se basa casi pura y exclusivamente en Messi y lo que pueda hacer. Hasta ahora lo ha logrado en cuentagotas, pero una de ellas fue el mejor gol en lo que va del mundial. El rosarino no solamente genera fútbol, si no que termina las jugadas y arrastra marcas como ningún otro jugador. El tema es saber aprovecharlo.

Por todo este combo explosivo es que hasta acá se tornó impredecible este equipo, lo cual es bueno y malo, pero por sobre todo es peligroso.

Una de las “novedades” que reformuló el científico alemán en 1905 fue que los conceptos de tiempo y espacio se fusionan en uno solo, indivisible, y en donde se representan todos los sucesos físicos del Universo, por lo que el partido de mañana pareciera ser una contraposición de fuerzas similares que pujarán por apoderarse del vector que ostenta el otro.

Probables formaciones

Francia: Lloris; Pavard, Varane, Umtiti, Hernández; Kanté, Pogba; Mbappé, Griezmann, Matuidi;  Giroud. DT: Didier Deschamps.

Argentina: Armani; Mercado, Otamendi, Rojo, Tagliafico; E. Pérez, Mascherano, Banega; Pavón, Messi y Di María. DT: Jorge Sampaoli.

Estadio: Kazán Arena

Horario: 11 hora argentina.

Compartir:

Deja tu comentario