Soplaré, soplaré y ni un techo dejaré: fuertes ráfagas de viento causaron destrozos en Realicó y zona

973
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – Una fuerte tormenta con tremendas ráfagas de viento azotaron Realicó, en el norte de la provincia, y Huinca Renancó, al sur de Córdoba. El fenómeno arrancó árboles y ramas de importantes dimensiones. Además, voló el techo de la estación GNC ubicada sobre ruta nacional 188, en Realicó. A los pocos kilómetros, el cartel de ingreso a la localidad cordobesa de Huinca Renancó terminó en el suelo.

La tormenta se produjo alrededor de la 1.30 horas de la madrugada de hoy y afectó las localidades que se encuentran sobre el límite de las provincias de La Pampa y Córdoba.

En Realicó, los vientos provocaron daños en distintos sectores de la localidad. Luego de la tormenta, trabajaron efectivos policiales y bomberos recorriendo la localidad para cuantificar los daños. Además personal de la Cooperativa Eléctrica debió trabajar para restablecer el servicio, que se cortó por la fuerte tormenta.

«Hizo muchísimo daño en toda la localidad”, dijo el secretario de gobierno y obras públicas Alejandro Avila al portal IMPACTO INFORMATIVO sobre el tornado en Realicó esta mañana. “Estamos solucionando los problemas mas importantes, por eso le pedimos a la gente que tenga paciencia, sobre todo aquellos que tienen reclamos de menor importancia, porque estamos trabajando en los casos mas graves primero, como techos de casas que se han volado”, agregó.

Por su parte, el presidente del Tiro Federal Realicó, Miguel Bobbiesi, sostuvo que “el viento nos hizo un desastre en las instalaciones”, ya que “arrancó todo el techo nuevo construído para el salón social y rompió con él numerosas instalaciones”.

Además, en el lugar se encuentra instalado un circo desde hace dos semanas, el que “también sufrió muchísimos daños, les destrozó la carpa y le volcó dos casillas”, dijo el dirigente.

Por su parte, en Huinca Renancó el temporal de vientos huracanados sobre Huinca Renancó que causó daños en viviendas y caida de árboles, no se reportaron personas lesionadas. Tras los 38 grados de temperatura del domingo una fuerte tormenta afectó a la Ciudad, hubo ráfagas de mas de 100 km por hora.

Hubo voladura de techos, autos dañados por la caída de árboles y postes eléctricos caídos, incluso una imagen triste se dio e el ingreso a Huinca donde el viento derribó el arco de ingreso a la Ciudad.

FOTOS: Impacto Informativo y HR Digital

Compartilo:

Deja tu comentario