Asado hediondo: La inundación cloacal del centro le «embarró» toda la carne y perdió fortunas en mercadería

794
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- El domingo fue un desastre, y si no que te lo diga el dueño de un comercio ubicado en pleno centro de Santa Rosa, quien sufrió las consecuencias del colapso cloacal que, según DAGSA, generó un lavadero de autos ubicado en Alem y Garibaldi. La cuestión es que el dueño de una carnicería padeció la inundación de las cloacas desbordadas, que hizo estragos en la mercadería: perdió 300 mil pesos entre alimentos y equipos.

Fabio Soria este lunes estaba sacando mugre, y también cuentas, en su negocio arruinado por el derrame cloacal cuando dialogó con el colega de Radio Kermés Mauro Monteiro: «Colapsó todo el comercio, empezó a caer en un sótano que tengo y cuando entré tenía más de un metro de agua”, dijo.

En medio de la angustiante situación, sucedida el domingo, el comerciante llamó a un abogado y un escribano para dar cuenta de los daños y pérdidas en la carnicería y proveduría: «Hasta ayer eran 150 mil pesos, pero el agua con materia fecal hizo con el paso de las horas que se perdiera más mercadería y ahora estimamos unos 300 mil pesos”.

El caso como te decíamos ocurrió el domingo al mediodía. La guardia de DAGSA atendió el reclamo y tras subsanarse la Municipalidad  responsabilizó a un lavadero de la cadena Lumi por el desborde, asegurando que «se constató que el taponamiento se produjo por la gran cantidad de arena sedimentada en la cámara de registro y en la cañería, la cuál provendria de un lavadero próximo”.

La versión del lavadero

Mientras tanto el dueño del lavadero, Fabricio Weinsmeister, el acusado de tal desastre, dijo no tener nada que ver: “Tenemos dos cámaras donde queda el barro de alguna camioneta y eso se hizo limpiar hace 10 días, pero a las cloacas vas solamente agua”, dijo también al colega Monteiro.

Weinsmeister, a la vez, devolvió la pelota con estilo a la Municipalidad: “Me sorprendió porque estamos habilitados para trabajar, hace muchos años que estamos en esta esquina”.

A la vez, confirmó que nadie se acercó desde la municipalidad, a pesar de haberlos culpado. “Creemos que ha sido un error las declaraciones, estamos esperando que vengan y nos digan algo».

Foto: Mauro Monteiro

Compartilo:

Deja tu comentario