Perdidos en el oeste: los engañaron con un trabajo, caminaron 36 horas para intentar regresar a sus hogares y los rescató la policía de Santa Isabel

1063
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – La historia de los tres trabajadores mendocinos que fueron engañados con un trabajo y al intentar regresar se perdieron en el límite entre Mendoza y La Pampa tuvo un final feliz, pero tranquilamente podría haber sido una tragedia. La suerte, el destino o algún ser superior, para quienes creen, permitió que la policía de Santa Isabel los encontrar en
medio de una búsqueda complicada por un montón de factores. Aunque decimos «se perdieron», en realidad la salida de los hombres del campo donde trabajaban hacia la ruta 143 también forma parte del engaño del «patrón».

Un engaño que hasta nos parece bastante habitual hacia las personas que necesitan trabajar y los inescrupulosos «patrones» engañan para explotarlos. Luis, su primo y su cuñado, de 32, 23 y 20 años, respectivamente, decidieron aceptar un trabajo en la zona de Cochico (así, sin acento) en la provincia de Mendoza, cercano al límite con La Pampa. Las tareas eran para cortar
leña en un monte, vivir en el campo y la paga era buena en relación al trabajo que había que realizar.
Sin embargo, al llegar al lugar las cosas no eran tan así y comenzaron los problemas. El propio Luis, desde la casa de un familiar en Santa Isabel, contó a dosbases como se fueron desarrollando los hechos desde el momento en que decidieron dejar el trabajo que no era el que habían acordado

La señal de teléfono celular después de caminar 24 horas fue la única chance de conseguir ayuda para poder encontrar la salida hacia la ruta, que los llevaría hacia Santa Isabel donde Luis tiene a su madre. El cansancio y el problema para caminar de Luis lo llevaban al desánimo, pero su sobrino y su cuñado lo cargaron junto con sus pertenencias y siguieron camino. Cuando finalmente pudieron contactarse con el 101, la policía de Santa Isabel comenzó la búsqueda por una amplia zona, con mas instinto que certezas, hasta que cerca de las 21 horas del viernes fueron encontrados.

Luis y sus compañeros fueron atendidos en el hospital, pudieron bañarse después de varios días y se quedaron en la casa de la madre de Luis. A pesar de la situación, los hombres hicieron la denuncia contra el «patrón» cuando fueron entrevistados por la Fiscalía Federal de Santa Rosa, que interviene en el tema por trata de personas y explotación laboral, pero no desean que
el hombre que los engañó vaya preso. ¿Por qué? Luis lo cuenta al final del audio.

Para el final, dejamos a la otra parte de la historia que tiene un rol importante en el desenlace. El Subcomisario Omar Sabaidini, jefe de la comisaría Departamental de Santa Isabel, y el cabo Mauro Ortiz fueron los encargados de la búsqueda de los tres trabajadores perdidos. «Cuando recibimos el llamado al 101, no teníamos muchas precisiones de donde estaban pero teníamos que salir a buscar rumbo al límite con Mendoza, que son unos 35 km. de Santa Isabel», contó Sabaidini.

«Recorrimos los caminos que pudimos porque la noche anterior había llovido mucho y había caminos intransitables, que no nos podíamos meter a ver si nos quedábamos nosotros también», agregó el subcomisario.
Sin embargo, en medio del recorrido encontraron una pequeña huella de pasos y la siguieron, hasta que ya de noche y con poca visibilidad encontraron a los tres hombres. «Nos abrazaban, nos agradecían por buscarlos, lloraban de emoción», relató el jefe policial. Y detalló «nunca vi gente tan desesperada por agua. Nos contaron que habían tomado agua de los charcos y que habían dormido bajo la lluvia. Incluso sintieron ruidos durante la noche y al otro día vieron marcas de un puma por el lugar donde habían estado».

Luis y sus dos compañeros agradecieron el accionar de los dos policías pampeanos y también de la fuerza mendocina, que llegó al poco tiempo al lugar donde fueron hallados. Luego de ser atendidos en el hospital y asesorados por el personal de la Fiscalía Federal de Santa Rosa a cargo de la Dra. Adriana Zapico, los tres hombres regresarán mañana a San Rafael y
continuará la investigación contra el hombre que los engañó con el trabajo y con la información para salir del campo, que los llevó a pasar un dia y medio a la intemperie, con lluvia, sin agua y sin saber donde estaban.

Compartilo:

Deja tu comentario