Cuando el Estado te hace llorar… De la emoción a las caravanas de esperanza, las escenas de las nuevas mil viviendas en la ciudad

691
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- En los últimos tiempos, lágrimas hemos visto de a miles, pero de las que desgarran. Se replicaron en cada despido, en cada cachetazo de la crisis y en la persistente conjunción de malas noticias y peores pronósticos que acecharon a los que menos tienen, y al resto también. Pero a veces vemos correr lágrimas de las otras, las que también las puede generar un Estado y que son la conclusión de años de espera, de esperanza. Y al fin aparecieron, se multiplicaron y se disfrutaron en cada escena antes y después del acto de entrega de más de mil viviendas en Santa Rosa. A eso, sumale la procesión de sonrisas en esa marea de autos, camionetas y motos que conquistaron el nuevo barrio de sueños, de casas propias. Al fin, despedís una semana con esas lágrimas que casi nunca ves.

Los adjudicatarios de las vivienda del nuevo barrio desplegaron este viernes un incesante desfile para ocupar los nuevos hogares. La policía controlaba la tranquila marea, una especie de procesión en la que sobraban las sonrisas, los abrazos y el apuro por acomodar los muebles. Chau al alquiler.

A paso de tortuga, todo muy lento. Un embotellamiento en el que nadie perdía la sonrisa. Colchones, sillas, y recuerdos: todo al nuevo hogar, al nuevo comienzo.

Pero mañana seguro la marea será más grande. Dicen que sólo unas 200 de las mil familias iniciaron el desembarco.

*La escena corresponde a Adrián Medina.

Compartilo:

Deja tu comentario