Futuro oscuro: La cooperativa de Gesell debe más de $270 millones y Nación amenaza con cortar la luz a toda la ciudad

573
Compartilo:

Buenos Aires y Santa Rosa (2b)- Días atrás te contamos en 2b la decisión de las cooperativas pampeanas que integran la Fepamco de no avalar la decisión del INAES, el organismo nacional, y seguir facturando la luz como ordena la APE, tras la denuncia del presidente Mauricio Macri por «el dibujo» de las entidades solidarias en las facturas. Cuestión, en la conocida ciudad balnearia de Villa Gesell, la cooperativa de energía eléctrica local Cevigé, que provee luz a la zona, tiene una deuda con la compañía Cammesa, entidad que regula el mercado y en la que tiene participación el Estado nacional, que no puede pagar. La ciudad ya no tiene internet y podría quedarse sin luz. De locos.

«Las autoridades de la Cooperativa tienen de rehenes a los vecinos y vecinas de Gesell, pagamos una de las tarifas más caras del país, tenemos el peor servicio y no se sabe a dónde van a parar los recursos», aseguró a el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, al describir la grave situación en la localidad balnearia bonaerense.

«Los vecinos de Villa Gesell no tienen por qué sufrir las sanciones de Cammesa con las tarifas que están pagando», destacó el jefe comunal haciendo foco en las sanciones que anunció la empresa contra la cooperativa por la deuda de 270 millones de pesos que se fue abultando en los últimos años. Barrera explicó que el consumo promedio de los geselinos era de “300 kWh por mes, por lo que los vecinos pagan 1579 pesos, apenas tres pesos por debajo de la distribuidora cordobesa EPEC, la más cara del país”.

La amenaza del gobierno nacional a través de Cammesa de recortar el servicio a Cevigé, que afectaría a los habitantes y turistas de Villa Gesell, tiene también un trasfondo local.

La disputa entre la municipalidad y la distribuidora eléctrica comenzó hace dos años. Barrera presentó una denuncia penal contra la administración de la empresa por el “mal servicio, falta de inversión”, sumado a las elevadas tarifas. El intendente solicitó una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal para buscar una solución al problema, pero no tuvo respuesta.

«La administración de Cevigé estafó a los geselinos y los sigue estafando», aseguró Barrera y agregó que «no se sabe adónde van a parar los recursos que recaudan». Las diferencias entre el municipio y la empresa se acentuaron en las últimas semanas luego de que se renovaran las autoridades de Cevigé, algo que, según Barrera, “se realizó sin el debido llamado en medios nacionales e impidiéndole el acceso a la delegada de la municipalidad”. El intendente de Unidad Ciudadana fue uno de los que presentó un amparo a la justicia para frenar los aumentos de tarifas junto con sus pares del peronismo bonaerense.

Del lado de Cevigé apuntaron que la deuda de la municipalidad de Villa Gesell con la cooperativa es de “173 millones de pesos” por la falta de pago de alumbrado y del uso de la energía eléctrica en los edificios del municipio, según publicó La Nación. Barrera replicó al respecto que «la ley 11.769 de la provincia establece que las compañías o cooperativas eléctricas tienen que darle una contribución del seis por ciento de la facturación al municipio. Cevigé nunca nos dio ese dinero». «Nunca vimos sus balances, no sabemos cuánta plata facturan. No pagamos la energía porque no sabemos cuánto nos deben ellos a nosotros», completó el dirigente en diálogo con Página 12.

Compartilo:

Deja tu comentario