Menos contacto que el Diego y Claudia: trabajadores de Timbó piden la conciliación obligatoria porque la empresa “ha negado el diálogo”

276

Santa Rosa (2b) – Los trabajadores de la salinera Timbó continúan con la protesta en el acceso a la empresa, en la localidad de General San Martín. Reclaman a la subsecretaría de Trabajo que dicte la conciliación obligatoria. “La empresa nos ha negado el diálogo”, dijo el delegado de UOSA, Gustavo Muller. En la cuarta jornada de protesta, los trabajadores salineros recibieron ayer el apoyo de varios gremios que integran la Multisectorial 21 F, quienes también reclamaron la intervención del gobierno.

Gustavo Muller, representante gremial de la Unión Obreros Salinera Argentina, reiteró el pedido de reincorporación de los 4 despedidos e hizo un pedido a las autoridades laborales de la provincia. “Necesitamos que la subsecretaria de Trabajo dicte la conciliación obligatoria porque no vemos un dialogo por parte de la empresa, nos han negado la posibilidad de sentarnos a negociar y la única posibilidad es que la subsecretaria llame a una audiencia”, manifestó Muller.

En el medio del reclamo, la empresa tomó ayer a un nuevo empleado lo que va en contra de la versión que indicaba que los despidos eran por una reducción de personal. “Hoy ingresó un nuevo empleado, o sea que no era que iban a reducir personal”, dijo uno de los empleados despedidos. “Si hubiesen hecho las cosas bien y como ellos dicen que quieren reducir personal, uno toma recaudos y puede ir buscando otro trabajo, pero asi como lo hicieron, tan sorpresivo, es muy difícil”, agregó el joven trabajador.

Matias Muller, otro de los despedidos y hermano del delegado, contó “recibí la carta documento diciendo que estaba desvinculado de la empresa. Tenía 6 años de antigüedad, estaba efectivo y con categoría de bolsero. Esto es una por el paro que hicimos por la paritaria anterior. Para que le duela a él (por su hermano) me echaron a mi”, explicó.

Por otra parte, representantes de la Multisectorial 21 F, entre ellos dirigentes de UTELPa, del Centro de Empleados de Comercio y de la CTA estuvieron ayer en San Martin solidarizándose con los trabajadores despedidos. “En el único lugar donde hubo problemas fue acá, en San Martin, donde la empresa incumplió el compromiso de revisar los salarios por la inflación”, sostuvo Noemí Tejeda desde el sur provincial.

“Desde la empresa dicen que los trabajadores fueron desvinculados, no despedidos y aducen una disminución de personal pero los compañeros contaban que hoy ingresó un nuevo empleado”, agregó la dirigente docente.  Detalló que “los despedidos tienen entre 6 y 8 años de antigüedad y fueron despedidos sin causa. La empresa tiene 105 empleados, el conflicto continúa y la única reacción de los gerentes fue amenazar con más despidos”. Y concluyó “la clave para la solución del conflicto la tiene la Subsecretaria de Trabajo, dictando la conciliación obligatoria”.

Compartir:

Deja tu comentario