Caminando más que Kung Fú: Tucumán se suma a La Pampa y, el Día de la Independencia, también se quedó sin transporte público

567
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La capital de La Pampa ya no es la única en la que sus ciudadanos se quedaron sin transporte público por el combo letal «fin de subsidios-extorsión empresarial». Es que mientras el intendente Leandro Altolaguirre aguarda reunirse este miércoles con los directivos de Autobuses Santa Fe para buscar una salida a los más de 3 días de abandono del servicio, en la provincia de Tucumán un conflicto de varios días culminó con una situación idéntica, y justo el Día de la Independencia, y en la cuna de la Independencia. Es que el paro dispuesto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) dejó hoy a los tucumanos si transporte público, ante lo cual las autoridades municipales advirtieron que si la situación no se revierte podría derivar en la caducidad de las concesiones.

La situación presenta algunas diferencias con La Pampa, dado que el origen es gremial y también empresarial. La medida de fuerza dificultó el traslado a los actos oficiales por el 203 aniversario de la Declaración de la Independencia y en especial del desfile cívico-militar realizado en la zona del parque 9 de Julio. El intendente de la capital provincial, Germán Alfaro, dijo que se verificó la falta de prestación de servicio «para comenzar a aplicar las sanciones correspondientes».

El intendente de Santa Rosa se reunirá este miércoles con Autobuses, que interrumpió el transporte urbano desde el sábado. Antes de eso reclamó asistencia al gobierno pampeano con combustible subsidiado a través de Pampetrol, advirtiendo que de lo contrario del estado provincial deberá responder por el transporte escolar.

Sin embargo la respuesta de la provincia es contundente, como a principio de año cuando Mauricio Macri cesó todos los subsidios: «No va a haber asistencia», a lo que suman un dato contundente sobre Pampetrol que haría imposible un potencial subsidio de combustible: La petrolera es una Sapem, es decir no sólo con participación estatal.

En Tucumán la medida empezó en consonancia con Santa Rosa. Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Tucumán, conducida por César González, ratificaron el paro que comenzó este sábado y que continuará sin cambios hasta tanto los empresarios y dueños de cada una de las líneas de colectivos urbanos e interurbanos de la provincia abonen los haberes correspondientes al mes de junio. De ahí el parate.

por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (AETAT), Jorge Berreta, admitió que la situación es crítica, además de calificar de intransigente la actitud de los choferes de ómnibus. “Me encantaría que se levante el paro, para eso le hicimos propuestas a UTA pero están en una postura intransigente. Hasta que no se salde el 100% del sueldo van a seguir con la medida de fuerza”, señaló en una entrevista brindada al programa radial ‘Café Prensa’ y adelantó: “El miércoles no vamos a tener cómo afrontar los salarios”.

Compartilo:

Deja tu comentario