El cachetazo con Portezuelo, explicado en un Padrón: La Pampa y Río Negro, las que se oponen, poseen 1,8% de votantes contra el 41% de las macristas

882
Compartilo:

Santa Rosa (2b)- La Pampa y ahora con un tibio pero creciente apoyo de Río Negro, son las únicas provincias que llevan adelante la cruzada en Coirco contra los planes de Nación y Mendoza para impulsar Portezuelo del Viento, a poco más de dos semanas de las PASO. La primera reacción de La Pampa, oficializado el decreto, fue visceral y contundente «marketing electoral», advirtió el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel. Y así decidimos adentrarnos en la hipótesis, y la prueba es contundente: De las cinco provincias que componen el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, La Pampa y Río Negro implican menos del 2% del padrón nacional (0,8 y 1, respectivamente), mientras que Mendoza -la beneficiada- y Buenos Aires -la silenciosa que comanda María Eugenia Vidal, casi que implican medio país, con más del 41% del padrón total (37,1% y 4.3%). La tercera en discordia, Neuquén, con una fuerza provincial en algunos casos afín al macrismo, alcanza casi el 1,3% del padrón.

La Pampa anunció que apenas culmine la feria judicial de invierno en Buenos Aires, el próximo lunes, se concretará una nueva presentación judicial contra la intentona de Mendoza empujada por Nación. Macri firmó el decreto, desconociendo las presentaciones y reclamos de La Pampa, garantizando más de mil millones de dólares para poner de pie a Portezuelo. Los tiempos urgen igual, a dos semanas de las PASO y a 3 meses de la general, el gobierno de Alfredo Cornejo deberá apurar la licitación y, claro, también recibir el dinero.

Desde La Pampa, y más allá de nuestras fronteras también, el decreto se leyó como un claro intento por asegurar Mendoza, en medio de la sangría en las provincias grandes que acumula Juntos por el Cambio. Justamente, en las últimas horas la justicia electoral brindó detalles del nuevo padrón, comparado con el de la legislativa 2017.

De allí se desprende que Buenos Aires es la provincia que más votantes nuevos incorporó en los últimos dos años, porcentualmente. Neuquén encabeza la lista, con una variación del 3,8%. Desde 2017, incorporó 18.638 votantes (pasó de 488.354 a 506.992). La provincia atraviesa una oleada migratoria de familias que se asientan allí atraídas por las oportunidades del emprendimiento de Vaca Muerta.

La lista sigue con Chaco (3,8%), Tierra del Fuego (3,7%), Jujuy (3,6%), Salta (3,5%) y Corrientes (3,4%).
La ciudad de Buenos Aires, bastión del macrismo, es el distrito que menos nuevos votantes incorporó. Representa el 7,6% del padrón nacional y amplió su padrón en un 0,3%, unas 8589 personas. Le siguen Mendoza (0,9%), San Juan (1,3%), Santa Fe (1,7%) y Santa Cruz (1,7%).

En cuanto al peso electoral de cada provincia a nivel nacional, no hubo variaciones con respecto a las elecciones legislativas de 2017. Buenos Aires sigue a la cabeza con el 37%, seguida de Córdoba, que representa el 8,7% del padrón nacional, y Santa Fe (8,2%). Más atrás están la ciudad de Buenos Aires (7,6%), Mendoza (4,3%) y Tucumán (3,7%). Las que menos peso tienen siguen siendo Tierra del Fuego (0,4%), Santa Cruz (0,7%), La Pampa (0,8%) y La Rioja (0,9%).

 

 

Compartilo:

Deja tu comentario