No quieren la Poncio Pilotes: Cerca de concluir el informe por la «truchada» de Inarco, el gobierno empieza a fin de mes el «refuerzo» del Megaestadio para techar

1493

Santa Rosa (2b)- El gobierno provincial parece decidido a ahorrarle semejante herencia a Sergio Ziliotto. Bueno, es que el megaestadio es -a esta altura- un verdadero lastre político y un blanco fijo para la crítica hacia la gestión de Carlos Verna, que para colmo de males no deja de sacar a la luz malas noticias a consecuencia de la pésima obra originaria que se mandó Inarco. Pero, la detección de «vicios ocultos» fue al menos una jugada de anticipación del gobierno antes de iniciar el tramo final de la postergadísima obra. Y es que no queda más margen para el error. Así es que luego de detectarse la graves deficiencias en los pilotes construidos originalmente, en poco más de dos semanas se retomará la obra para lograr montar el techo, según confirmaron a 2b.

Te lo contamos antes que nadie. Los pilotes del megaestadio que construyó Inarco en 2006 eran de terror: Cortos, algo berretones y sin base. Te lo explicamos fácil, simple, para que entiendas el por qué de la rumba cuando se intentó montar el techo. Mientras tanto, el Ministerio de Obras Públicas aguarda el informe definitivo del estudio que encargó y que finalmente detectó la falla madre, para retomar cuanto antes las tareas.

Es que en el análisis preliminar sobre el estado de la estructura del megaestadio quedó en claro que, para montar el techo, se necesitan reforzar los más de 80 pilotes defectuosos que sostienen al gigante de la laguna Don Tomás.

Según confirmaron a dosbases el reinicio de las obras es inmimente. A fin de mes, con los resultados finales, se estarán sustituyendo o bien reforzando los pilotes; en el marco de una obra que llevará a cabo la misma Cinter, la empresa santafesina contratada el año pasado para terminar el estadio, que se encargará de este «adicional de obra». Es decir, se hará cargo de las tareas sin necesidad de licitar porque se consideran tareas complementarias, y necesarias, para el montaje final del techo.

Las fallas fueron detectadas por profesionales de la UTN Bahía Blanca, quienes concretaron las tareas de análisis en paralelo al montaje iniciado por Cinter. Una vez que el propio gobierno difundió el problema, anunció además que concluirá en una nueva demanda a Inarco (o mejor dicho que se sumará al expediente ya iniciado).

Pero, paralelamente, ahora quieren continuar con el impulso para culminar al menos en el primer tramo 2020 la primera gran etapa del megaestadio. Antes de este episodio, la fecha de finalización en sí estaba prevista para octubre, restando la fachada y -más adelante- la parquización del predio.

Compartir:

Deja tu comentario