Una C es de Combativa: La CCC denunció hostigamiento y persecución; “Somos pacientes pero no somos mansos”, advirtieron

1031
Compartilo:

Santa Rosa (2b) – La Corriente Clasista y Combativa (CCC) sufrió el pasado lunes el robo de las herramientas que utilizan las 23 familias que trabajan en los emprendimientos que tiene la organización en la zona sur de Santa Rosa, lindante al Bajo Giuliani. “Esto lo venimos sufriendo hace rato y se intensifico en este último tiempo”, indicó el coordinador de la CCC, Walter Brandmarte. “Nosotros somos pacientes pero no somos mansos. Si seguimos con esta situación, vamos a salir a un plan de lucha, duro y que defienda los puestos de trabajo de los compañeros”, advirtió ante dosbases. También cuestionamientos al gobierno municipal y provincial.

“En la huerta nos rompen todo y el lunes pasado nos llevaron todas las herramientas que los chicos tenían para trabajar. El valor es de cerca de 40.000 pesos, imposibles de reponer para una organización independiente como la nuestra”, explicó Brandimarte. “Es el proyecto más importante que tenemos, hay producción de mimbre y una huerta y sufrimos daños irreparables. Tenemos casi 400 plantas nuevas de mimbre sufren cortes perfectos para que no crezcan”, detalló el dirigente.

Acompañado de gran parte de los trabajadores y trabajadoras que concurren a los emprendimientos, Briandimarte sostuvo que “en este ambiente que en Santa Rosa no hay tierras y nosotros queremos trabajar, nos quieren correr para ocupar esos espacios. Creemos que es un ataque politico, no sólo contra las 23 familias que trabajan ahí sino también contra la organización. A nosotros nos están boicoteando. Acá hay otros intereses y estamos en el medio, no creemos en las casualidades”.

Detalló además que la situación no es nueva y que se intensificó en este último tiempo, por lo que exigen respuestas a las autoridades. “Nosotros somos pacientes pero no somos mansos. Si seguimos con esta situación, vamos a salir a un plan de lucha, duro y que defienda los puestos de trabajo de los compañeros”, adelantaron desde la CCC. “No solo eso, hoy queremos que tengan el apoyo para recuperar sus herramientas, poder llevar adelante su trabajo. No estamos hablando de un hobbie, estamos hablando de trabajo y de compañeros que deben parar la olla en su casa. Con eso no se juega y con la Corriente tampoco”.

Persecución

Los trabajadores y trabajadoras de los emprendimientos estaban mus sensibilizados por el momento que atraviesan. No sólo por el último hecho en el cual se llevaron todas las herramientas, “no tenemos nada para trabajar”, dijo una de las jóvenes, sino también por la persecución policial que sufren a diario.

“Nos paran, nos piden los documentos, nos hacen bajar de las motos, nos preguntan donde vivimos y a donde vamos…siempre son los mismos. Cuando entramos y cuando salimos de trabajar…”, expresó una mujer a dosbases pero no pudo continuar el relato ante la trsiteza que le provoca la situación.

Al respecto, Brandimarte manifestó que las familias que van a trabajar “sufren una persecución muy discriminativa, una doble presión: ser trabajadores pobres y tener una pertenencia a los barrios”. Y detalló “podemos llevarlo paralelamente entre lo que es perseguirlos para que no vayan más a trabajar, que es uno de los temas, y marcarlos…acá, en el barrio, en el centro. Eso hace que los compañeros sufran y se replanteen si seguir yendo a trabajar y después de 4 años terribles que tuvimos, es la única manera de llevar plata a su casa y el sufrimiento es grande. Es lo que conocemos como “portación de rostro”, hay compañeros que salen de zona Norte y Villa Germinal, cruzan toda la ciudad para ir a trabajar caminando, en moto o en bici”.

Gestiones

El emprendimiento de la producción de mimbre y la huerta se realiza en unos terrenos cedidos en comodato por la gestión anterior en la zona del Bajo Giuliani, al sur de Santa Rosa sobre la ruta 35.  Con el cambio de gestión a nivel municipal, la CCC pidió una reunión con el intendente Luciano di Nápoli. “Pedimos audiencia con el gobierno municipal en enero y nos han ninguneado de una forma sumamente extraña. Pedimos una audiencia con di Nápoli y hasta ahora ni nos han contestado la nota”, contó Brandimarte.

A nivel provincial, la CCC se reunió con el ministro de Desarrollo Social, Diego Álvarez,  donde, según explicó el coordinador de la Corriente, “hubo muchas promesas como herramientas y apoyo a los emprendimientos productivos pero aún no se concretado nada. Eso se reforzó cuando vino el ministro Arroyo pero hasta ahora nada”.

Incluso Brandimarte se quejó sobre el direccionamiento de programas nacionales que llegaron a la Provincia. “Sobre el programa Pintando Escuelas, nosotros implementamos uno paralelo que el propio Mario Cafiero tomó nota para implementarlo en el país, que tiene que ver con entidades de bien social y clubes para poder tener una contención social de los pibes en los barrios y que tengan mejoras en las instalaciones”, indicó Brandimarte. Y agregó “en todo el país se está trabajando con el salario social complementario y en La Pampa se bajaron 30 planes “Hacemos futuro” del cual nosotros no tenemos nada. Se bajaron a dedo y tiene que ver con una firma de convenio y creemos que hay una clara direccionalidad”.

Por último, desde la CCC expresaron que seguirán gestionando para llevar adelante los emprendimientos que poseen. “Si no tenemos un apoyo político vamos a tener que luchar por él”, concluyeron.

Compartilo:

Deja tu comentario